11 feb. 2017

El niño de 0 a 1 año. Indicadores de desarrollo


Desde que nace, el niño aprende a amar y confiar en la medida en que siente el cariño y la atención de las personas que le rodean.

Durante el primer año de vida, suceden de forma acelerada grandes avances en el desarrollo de los niños. A lo largo de estos doce meses, los bebés pasan de una escasa actividad (aunque muy intensa en términos evolutivos) a intentar ganarse la atención y el afecto de quienes le rodean a través de sus gestos, sonrisas e incluso, primeros sonidos y palabras.
Día a día va conquistando nuevas adquisiciones que suponen grandes avances evolutivos:
➽Descubre el movimiento: El avance en las habilidades motrices, es lo más evidente durante el primer año. El bebé adquiere fuerza y tono muscular.
Pasa de controlar únicamente su cabeza a rastrear, gatear y casi sin darnos cuenta, a dar sus primeros pasos.
 Cada vez le interesan más los objetos que le rodean deseando alcanzarlos y manipularlos con sus manos, lo cual va a favorecer el desarrollo de su motricidad fina. 
➽Agudiza sus sentidos: Desde que nace, su audición es perfecta; el tacto también está desarrollado por lo que disfruta de las caricias y contacto físico.
Su visión va desarrollándose poco a poco pasando de ver sólo a una distancia de unos 25 cm., en el primer mes y estabilizándose ya alrededor de los seis meses, momento en que es capaz de enfocar, seguir los objetos y explorarlos con la vista.
 Aprende a expresarse: Desde el primer mes, ensaya nuevas formas de expresión llamando la atención a través del llanto y movimientos de brazos y piernas.
Posteriormente empieza a emitir balbuceos pasando poco a poco a imitar sonidos muy básicos pero aprendidos de su entorno, hasta llegar a las primeras palabras al rededor de los doce meses.
 A través de las pequeñas interacciones del niño, se van sentando las bases de su desarrollo social y emocional.
El primer año del niño va a tener una importancia vital en la formación de su personalidad.
El afecto recibido por parte de los padres en estos momentos revierte muy positivamente en su futuro. La privación de esta relación puede marcar la vida afectiva de los niños.


Indicadores de desarrollo de 0-1 año

Desarrollo psicomotor y autonomía personal
0-3 meses
  •  Mantiene la cabeza erguida cuando está en brazos.
  •  Fija la mirada y la mueve siguiendo movimientos de un objeto o persona.
  •  Sostiene objetos con presión involuntaria y los agita.
  •  Descubre y juega con manos y pies.
3-6 meses
  •  Levanta y mueve la cabeza cuando está boca abajo.
  •  Gira desde la posición de boca arriba a la posición de lado y viceversa.
  •  Agarra y agita objetos cercanos.
6-9 meses
  •  Se mantiene sentado sin apoyo.
  •  Se arrastra por el suelo.
  •  Se sostiene de pie con apoyo.
  •  Sonríe ante su imagen en el espejo, la acaricia y parlotea.
  •  Tira los objetos para ver cómo caen y oír el ruido que hacen.
  •  Se lleva alimentos y objetos a la boca.
  •  Agarra objetos y los golpea.
9-12 meses
  • Se sienta y se levanta con apoyo.
  • Gatea.
  • Descubre objetos ocultados en su presencia.
  • Mete y saca objetos de un recipiente.
  • Da sus primeros pasos con ayuda.
  • Juega con la cuchara y se la lleva a la boca.
  • Colabora en juegos de imitación.
  • Obedece a una orden simple cuando va acompañada de ademanes o gestos.

Desarrollo de la relación con el entorno social y físico
0-3 meses
  •  Sonríe en respuesta a un estímulo.
  •  Reconoce visualmente a la madre.
  •  Responde positivamente, emite gorgoritos y ríe cuando juegan con él.
3-6 meses
  •  Sonríe o patalea ante personas conocidas.
  •  Reconoce a quienes lo cuidan.
6-9 meses
  •  Acaricia objetos suaves y personas.
  •  Se altera y llora cuando se va la madre o ante personas extrañas.
  •  Imita palmas y movimientos de “adiós”.
9-12 meses
  •  Abraza y besa al adulto y a otro niño.
  •  Responde cuando se le llama por su nombre. 


Desarrollo de la comunicación y lenguaje

0-3 meses
  •  Localiza sonidos laterales moviendo la cabeza.
  •  Realiza balbuceos y sonidos guturales.
3-6 meses
  •  Emite sonidos para atraer la atención del adulto.
  •  Realiza reduplicaciones (ma-ma; gu-gu; ta-ta...) repitiendo cadenas silábicas de consonante más vocal.
6-9 meses
  • Localiza sonidos procedentes de diferentes direcciones.
  • Muestra agrado y realiza movimientos ante canciones infantiles.
9-12 meses
  •  Emite las primeras palabras con significado.


Signos de alarma
Al finalizar el año, todavía no se mantiene sentado sin apoyo.
No es capaz de sujetar objetos con las dos manos.
No sonríe a las personas conocidas.
 No se interesa por lo que le rodea.
No emite ningún sonido para atraer la atención.
 Nunca llora ni protesta ante la ausencia de personas muy cercanas y familiares.

8 comentarios :

  1. qué interesante documentación, Sandra, miles de gracias.

    ResponderEliminar
  2. Siempre tan completa e interesante la información que compartes, Sandra.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Anabel por estar siempre al tanto de mis publicaciones.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Muchas gracias, todo está muy claro. Es una información valiosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar