15 dic. 2018

Ideas para confeccionar pesebres navideños.

Una tradición navideña más arraigada en los países de habla hispana es el armado de un pesebre- también conocido como nacimiento o belén- junto al pie del árbol de Navidad.
Comparto aquí algunos modelos de pesebres que me parecieron originales e ingeniosos.   Algunos de ellos por su simplicidad, pueden confeccionarlos los niños . Siguiendo el enlace, encontrarán detalles, moldes o instrucciones para confeccionarlos.


Con pequeñas macetas
 Con broches 

Con fieltro y cartón


Con panes

Con palitos



Con base de cajita de porta cassette
http://laclassedellamaestravalentina.blogspot.com/

Con tapitas de marcadores

Con corchos

Tejido al crochet

10 dic. 2018

Territorios de aprendizaje. Proyecto con territorios de luz y de agua.


El habitar de los niños en el jardín, se realiza sobre una base de intensa interacción entre el espacio y las personas, se trata así de un continuo juego de intercambio de los niños y su entorno,  y de los niños con sus pares. El jardín de infantes se vuelve así,  en un espacio educativo como lugar de encuentro y como soporte físico para crear relaciones “donde se viva”, un jardín que a través de la ambientación y el diseño de los espacios, respeta los derechos de los niños de “ser” y “estar”.
De ahí la importancia de  planificar territorios , donde ellos puedan experimentar; compartir; relacionarse; interactuar con otros; sentir nuevas sensaciones; espacios para hacer y deshacer; para crear: para descubrir.

Con esta idea, nace  el proyecto institucional que nos comparten las seños del Jardín 215  de Margarita , Santa Fe , que ya son  asiduas colaboradoras de Mi Sala Amarilla.

A continuación se transcribe el proyecto general , a partir del cual las docentes de las diferentes secciones elaboraron su plan de acciones adaptado a cada grupo.



2 DA. JORNADA DE DISFRUTE: “ABRIR LA PUERTA PARA IR A JUGAR”
TERRITORIOS DE APRENDIZAJES: TERRITORIO DE LUZ
 Y DE AGUA

FUNDAMENTACIÓN:

¿Qué son los territorios de aprendizajes? Son espacios de juego, exploración, disfrute, encuentro entre niños de distintas salas o no, creando una escuela activa, habitable, comunicable, un lugar de investigación, aprendizaje y reflexión.

Con este formato se incentiva una pedagogía constructivista, una escuela ABIERTA, donde los niños están habilitados a recorrerla y toda la disposición genera un clima alfabetizador, social y activo.

El espacio es considerado EL TERCER MAESTRO, un territorio donde aparecen peguntas, donde el desafío está presente y cada uno se lo apropia a su tiempo y forma, donde se pueda interactuar y hallar la posibilidad de explorar, experimentar, investigar, registrar, observar y escuchar… un espacio donde se enriquecen unos a otros….

En esta oportunidad se decidió trabajar con dos territorios, muy marcados, no sólo por las potencialidades de cada uno, sino por el espacio en el que se origina: uno adentro de la sala y otro al aire libre, ambos muy rico en la calidad de las propuestas que se pueden hacer….

¿ Por qué elegimos el TERRITORIO DE LUZ?

La luz hace que los materiales y objetos más comunes se vean de manera extraordinaria, los rayos que atraviesan generan atracción y fascinación.

Cuando los niños tienen la  posibilidad, intervienen sobre la luz de las más creativas formas. La simpleza de un haz de luz puede circunscribir un espacio, modificar los colores, transformar lo perceptible en imágenes maravillosas.

La luz estimula y acompaña procesos creativos , las luces y sombras invitan a jugar en ese espacio plagado de sentidos y significados, donde se fusionan elementos físicos, artísticos, lúdicos, científicos, sensoriales y expresivos.

El color y la luz en perfecta comunión, los desconocido y lo exploratorio juegan un papel vital. Explorar con su propio  cuerpo y objetos con la luz natural y artificial: ultravioleta- luz blanca- luz del sol.

¿ Por qué elegimos el TERRITORIO DE AGUA?

Elemento generador de múltiples posibilidades, al aire libre para promover juegos de interacción, disfrutando y experimentando del contacto con un elemento natural y tan vital como el agua.

Mezclar, trasvasar, llenar, vaciar…. Conocer desde el juego… las características, usos , contaminación, y el ciclo del agua. Y sobre todo concientizar desde temprana edad sobre el cuidado de la misma.

Trabajar causa- efecto fusionando ambos territorios: agua y luz

PROPÓSITOS:

+Favorecer la autonomía de los alumnos en cuanto a la resolución de situaciones problemáticas.
*Que el niño  se relacione y cree vínculos, compartiendo momentos amenos a fin de enriquecerse a través de territorios de aprendizajes.
*Que el niño se sienta autónomo y seguro de actuar, en forma individual y grupal.
*Que el niño adquiera aprendizajes significativos, a través del juego.
*Que sienta placer por explorar con su propio cuerpo y objetos.
*Que se inicie en la construcción de aprendizajes específicos.

NAP GENERALES:

* Identificación del espacio total y parcial.
*La exploración de diferentes materiales para arribar a conceptos de : forma, color, textura.
*La adquisición de nociones espaciales y de orientación con respecto a su propio cuerpo y objetos.
*El reconocimiento de la importancia del agua. Usos, funciones y estados.
*El reconocimiento de los materiales en los que están realizados algunos objetos, características y cambios que pueden experimentar por la interacción con distintos elementos ( luz, agua, témperas, etc.)
*La iniciación en forma paulatina de medidas de capacidad.
*El disfrute y participación de las posibilidades del juego y de elegir diferentes objetos y materiales como forma de expresión y aprendizaje.
*La expresión a través de los diferentes lenguajes: expresivos, musicales, gráficos, corporales, etc.

TEMPORALIZACIÓN:
A determinar : entre el 20/11 al 7/12

EVALUACIONES:
*Observación directa
*diálogo
*Pruebas prácticas de ejecución
*Pruebas de respuestas breves y múltiples.
Evaluación docente: NARRATIVA: done se registra el proceso y resultado/ y como resultó la intervención docente.

ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS / INTERVENCION DOCENTE:
A detallar en la planificación diaria de cada docente

ACCIONES GENERALES:
*Territorio de luz:
*Teatro de sombras, sombras chinescas, jugar con linternas
*Luz ultravioleta: trabajar con globos, témperas y pintura para el cuerpo todo en flúor: juegos de palmas, pintarse el cuerpo , pintura usando témpera sobre soporte oscuro, expresión corporal con bastones de luz.
*Territorio de agua:
Mezclas don diferentes colores y materiales, flotación , trasvasa miento, juegos con agua, ciclo del agua, preparar gelatina

En este vídeo se comparte algunas de las actividades que se realizaron en torno al Territorio de luz:


https://www.youtube.com/watch?v=xAF0u3HnM1E

Una maravillosa forma de culminar el año...

¡¡Felicitaciones a todo el equipo de María Alejandra!!



Para seguir leyendo sobre territorios:

2 dic. 2018

Leyenda del bambú japonés. Reflexión para maestros.

Diciembre es época de evaluación y  balance en la escuela ,  la formulación de planteos sobre las metas cumplidas, la frustración por lo no alcanzado... A los maestros nos resulta difícil conocer hasta dónde llegará nuestra influencia en cada niño y en cada niña. Especialmente a los que  trabajamos con edades tempranas , sembrando a ciegas-pero con amor , paciencia y esperanza- esas pequeñas semillas que no veremos florecer.
Este relato quizás no de una respuesta...


La Leyenda del bambú japonés
Por Elena Santa Cruz

Dicen que el bambú japonés tiene un modo muy particular de crecer. Una vez que siembras la semilla, te preocupas por cuidarla y regarla, pero aparentemente nada sucede. Pasan los primeros meses y a la vista no crece. Es más, nada se hará visible durante los siete primeros años.

Esto hace que, quien lo siembra por primera vez, crea que todo es un esfuerzo perdido. Pero algo maravilloso está por suceder durante el séptimo año.

En solo seis semanas, la planta de bambú crece increíblemente…

Aparentemente de un día para el otro crece más de 30 metros.

La pregunta inmediata es: ¿tardó solo seis semanas en crecer? No, en realidad se preparó siete años para dar el gran salto, gracias a la paciencia y a la esperanza de quien la cuidó.

Durante los primeros años, la plantita de bambú estaba creando sus fuertes raíces que le permitirían sostener lo “inmenso” que estaba por venir.

Así trabajamos los docentes, año tras año, muchas veces sin saber si aquello que hemos entregado ayudará a crecer a ese niño o a esa niña. Pero la vida y las historias nos muestran que cada acto de amor y cada entrega ayudan a fortalecer las raíces que sostendrán un futuro enorme pero que comenzó allí: en los siete primeros años.

Cuando sintamos desaliento, cuando estemos muy cansados, cuando no veamos aparentemente resultados en la tarea, solo pensemos que estamos echando raíces, porque nuestro bambú las necesita para llegar muy alto.