21 ene. 2018

Niños aburridos ¿qué hacer?


Hay muchos niños , que cuando están solos, se aburren durante sus tiempos de ocio, debido a que no tienen ni el hábito, ni los estímulos para distraerse o divertirse. Están acostumbrados a que sus tiempos de ocio sean dirigidos por sus juguetes, padres obsesivos o por la industria de entretenimiento a través de las pantallas electrónicas, con todos los inconvenientes que tienen esas situaciones. Muy pocos padres dan a los hijos las herramientas necesarias, para que se acostumbren a no aburrirse. Esas herramientas tienen que estar en relación con la edad física y mental de cada niño.

Por supuesto, vale la pena sentarse en una esquina leyendo, jugando juegos de mesa, trepando a un árbol o simplemente soñando despierto. Pero la realidad es que en la mayoría de los hogares,  las pantallas de un tipo u otro compiten ferozmente con todas esas actividades no estructuradas. Entre las estadísticas más alarmantes, algunos niños hoy pasan más tiempo mirando una pantalla que en la escuela.


Por otra parte es bueno para ellos que realicen actividades musicales, deportes u otras cosas organizadas y supervisadas por un adulto. El problema surge cuando los padres los sobrecargan de actividades y ya no se vuelven divertidas para el niño.

Entonces, ¿cuánto de programación es demasiado para un niño en particular? Michael Thompson, un psicólogo clínico y autor de The Pressured Child , plantea un punto especialmente bueno: ¿la motivación de la actividad proviene del padre o del niño?

El fenómeno de los niños demasiado programados se ha convertido en un gran problema en la actualidad . El concepto de una infancia despreocupada con tiempo para el ocio y libre de tiempo se está volviendo menos real a la vez que la hiper-programación, el exceso de ocupación, y la pérdida del tiempo familiar se está convirtiendo en una realidad para muchos niños (LeFebvre, 2005).
Los padres probablemente quieran dar a sus hijos muchos oportunidades para participar en numerosas actividades, permitiendo a los niños construir habilidades y desarrollar talentos que serían beneficiosos para ellos en un futuro.

La mayoría de los educadores e investigadores están de acuerdo en que no hay un número óptimo de actividades; depende del niño e incluso aquellos que abogan por actividades múltiples aún alientan a los padres a dedicar un tiempo para que sus hijos se aburran. "Para algunos niños, programar actividades cuando las pantallas son difíciles de resistir puede ser muy beneficioso. Pero el objetivo final debería ser tener una combinación de actividad y tiempo de inactividad no programado ", dice Josh Golin, director ejecutivo de la Campaña por una Niñez Libre Comercial. "Es importante dejar que los niños se aburran un poco y ver qué sale de ese aburrimiento".

Fuentes:
https://blog.micumbre.com/2010/11/08/el-aburrimiento-de-los-hijos/
Los efectos de los niños sobre programados: perspectivas de los trabajadores de cuidado infantil Erin M. Kringen y Amanda K. Nage


¿Qué puedes hacer cuando tu hijo se aburre?
Estefanía Mónaco Gerónimo en el artículo “Mamá, papá, ¡me aburro!”: Cómo enseñar a tu hijo a acabar con su aburrimiento , nos da algunas pautas: 
- Cuando te diga que se aburre, explícale que no pasa nada, que aburrirse no es malo.
En la vida no podemos estar a todas horas divertidos y ocupados con tareas excitantes: habrá momentos de diversión y momentos de aburrimiento, y todos son bien recibidos.
- No intentes salvar continuamente su aburrimiento entreteniéndole.

- Proponle a tu hijo que vea el aburrimiento desde otra perspectiva. De tranquilidad y descanso, por ejemplo.
Aburrirse es una forma de juntar energía y ganas para más tarde hacer alguna cosa divertida. Si no hubiera momentos de aburrimiento, no sabríamos valorar los momentos de diversión.
 
- Ayúdale a ahondar un poco más en sus emociones: ¿Es realmente aburrimiento lo que siente? 
- Si tu hijo acostumbra a decirte que se aburre cuando hace los deberes o está estudiando, está claro que no es aburrimiento lo que siente.

Puede que esté cansado o poco motivado; es bueno identificar realmente cuál es el problema en torno a los estudios para poder abordarlo con mayor precisión.
 
- Cuando te diga que se aburre, no te muestres molesto ni le eches la bronca.
Si lo haces, ya ha conseguido tu atención, así que lo volverá a decir una y otra vez. Mejor no le hagas demasiado caso cuando te exprese su aburrimiento, especialmente si se ha acostumbrado a decirlo muy a menudo.
Contestarle una simple frase como “qué lástima que estés aburrido” bastará.
 
- No le des miles de opciones sobre a qué cosas puede jugar, ni hagas un repaso por todos sus juguetes para darle ideas.
No es eso lo que el niño está buscando. Puedes decirle: “Rebusca en tus juguetes viejos y usa tu imaginación, a lo mejor encuentras algo entretenido”.
Es mejor dejarle que él solo se desenvuelva en lugar de dárselo todo hecho.
 
Creatividad y compañía: dos antídotos contra el aburrimiento 
Es importante que sepas que no es tu responsabilidad paliar el aburrimiento de tu hijo, sino enseñarle a que aprenda a entretenerse solo.
Puedes ayudarle desarrollando su creatividad y su imaginación desde los primeros años de vida.
Lo más recomendable es que pases todo el tiempo posible junto a tu hijo, ya que hay que comprender que los pequeños son personas con necesidades, igual que los adultos.
Lo que más necesitan es juego y amor.
No esperes a que te diga que se aburre para jugar con él: sólo acércate cuando tengas un rato, y dedícale toda tu atención… lo agradecerá más que cualquier juguete nuevo.
 

15 ene. 2018

Cómo hacer acuarelas caseras


A los chicos les encantará pintar con estas  acuarelas sólidas caseras . Son muy similares a las que solemos comprar y  no son tóxicas.
Además, al prepararlas, experimentarán una reacción química sorprendente y divertida con lo que aprenderán algo de ciencias...


Ingredientes
  • 3 cucharadas de fécula de maíz (Maicena).
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • 3 cucharadas de vinagre blanco .
  • 1 cucharadas de jarabe de maíz (se puede reemplazar por glicerina líquida o miel líquida)  
  • Colorantes vegetales en pasta (pueden ser líquidos también)
  • Potes para poner la pintura (recipiente de acuarelas vacío, cubeteras, tapas de gaseosas, etc)
  • Palitos de helado para colocar el colorante y revolver
Instrucciones:
Paso 1: Colocar en un recipiente, apto para mezclar, el bicarbonato y muy lentamente  agregar el vinagre. Comenzará a burbujear por resultado de la reacción química. ¡A los niños les encantará mirar y ayudar con este paso! 
Paso 2: Una vez que la mezcla  haya dejado de burbujear, agregar el jarabe de maíz (o glucosa, o miel líquida) y almidón de maíz. Mezclar bien, hasta que el almidón se haya disuelto (puede usarse un batidor). 
Paso 3: Verter la mezcla en los compartimentos .
Hay que tener en cuenta que la mezcla resultante es muy espesa, El almidón de maíz, cuando se mezcla con líquidos se convierte en un fluido no newtoniano  que actúa tanto como sólido y líquido. El truco está en mantenerlo en estado líquido, así que para  poder verterlo es necesario  revolverlo continuamente. En el momento en que se deje de revolver  se solidificará. Si esto sucediese, escarbar con una cuchara, y comenzar a moverlo nuevamente para llevarlo a su estado líquido nuevamente. 
Paso 4: Poner una pequeña cantidad de colorante para alimentos en la punta de un palito de helado y usarlo
para mezclar un color diferente de colorante de alimentos en cada contenedor. Si se usa colorante líquido colocar aproximadamente 2 gotas para cada color.
Será necesario remover bien para que no quede debajo la mezcla sin color. 
Paso 5: Colocarlos en un lugar seguro para que se sequen.
Es el paso que requiere más paciencia ya que pueden  pasar hasta 2 días antes de que estén completamente secas y listas para usar. Si se dejan bajo el sol fuerte, o al lado de una fuente de calor, pueden estar listas en 24 hs. 
Paso 6:¡Ya están listas para usar como las clásicas acuarelas! Solo basta remojar un pincel en agua para remover la pintura. Resultan colores bien llamativos y consistentes.

Un vídeo explicativo (para hacer con  mayores proporciones)



Un poco de ciencia...¿Qué es un fluido no newtoniano?
Un fluido no newtoniano es aquel que no tiene una viscosidad definida y constante como un fluido newtoniano, sino que varía en función de la temperatura y fuerza cortante a la que esté sometido.
El agua es uno de los mejores ejemplos de fluido newtoniano; como fluidos no newtonianos podemos citar la miel, sangre, geles, pintura, etc.
Un fluido no-newtoniano en reposo se comporta como un líquido mientras que si se somete a fuerzas de estrés aumenta su viscosidad. Si golpeas sobre la superficie de un fluido no newtoniano, el estrés introducido por la fuerza entrante hace que los átomos que componen el fluido se reorganicen aumentando la viscosidad, incluso hasta comportarse como un sólido por un instante. Tu mano no penetrará en el fluido.
Pero si vas introduciendo la mano en el fluido lentamente, sin embargo, podrás meterla en el fluido sin problemas. Y si la mano está dentro e intentas sacarla rápidamente, el fluido se volverá a comportar como un sólido y podrás sacar el fluido del contenedor junto a tu mano. A mayor fuerza aplicada mayor viscosidad. Este efecto suele durar sólo mientras la fuerza es aplicada.
Fuente; https://curiosoando.com/que-es-un-fluido-no-newtoniano