16 jun. 2019

Propuesta para trabajar cuentos de princesas en el marco de la ESI


Relacionando la Educación Sexual Integral con textos literarios, podemos analizar el rol de las princesas y la posibilidad de interrogarnos acerca de este “ideal femenino” que conforma un verdadero modelo para las niñas .
El foco estará puesto en la “desprincesación”, es decir poner en cuestión la representación cultural de la princesa, en tanto estereotipo de género.

Existen textos con una mirada develadora y crítica por parte de sus autoras, que retratan a princesas rodeadas de ejércitos de sirvientes, que no actúan autónomamente, encapsuladas en castillos, alejadas del mundo real, sujetas al deseo de otros e inhabilitadas para muchas cosas, por ejemplo, jugar. 
Muchas de estas historias van tomando giros inspirados, relacionados a valores de emancipación y justicia, en ruptura con los mandatos.

La siguiente propuesta , encontrada en Mundos posibles. Libros para leer en voz alta,  parte de la lectura del cuento "Había una vez una princesa" de Graciela Montes.


En esta historia breve una princesa “muy rica” y que “tenía de todo” descubre, sin que intervenga príncipe azul ni rey padre alguno, que lo que mejor le sienta a su ánimo es ponerse a trabajar para abrigar y alimentar al pueblo entero.
Un argumento que así resumido puede sonar como un panfleto políticamente correcto, contado con las precisas palabras de Montes y los expresivos dibujos de Torres se transforma en un cuento divertido, sin sermones, con una heroína simpática (incluso algo caprichosa) y con un típico final “de nunca acabar” (¿qué nueva labor emprenderá la princesa cuando se aburra de hornear pasteles?)



Palabras y pictogramas. Especialmente apropiado para el nivel inicial.

El libro está impreso en resistente cartón plastificado e incorpora el código de los “pictocuentos” (pictografías): algunas palabras se han reemplazado por dibujos que los niños y las niñas asocian fácilmente con el término que sustituyen.

Podrán ver las primeras páginas del libro en este enlace:   https://www.loqueleo.com/ar/uploads/2016/03/habia-una-vez-una-princesa.pdf

La secuencia que proponemos para el abordaje del tema comenzaría con la lectura en voz alta del cuento, para lo cual, –se debiera aclarar desde el principio–, la “seño” requerirá ayuda.
Si el grupo no es muy numeroso se los podrá disponer en ronda para mostrarles el libro e ir señalando y exponiendo la pictografía que se debe leer continuación, escuchando las interpretaciones de los niños hasta dar con la palabra “correcta” que da sentido al relato.

Esta conversación sobre significados posibles será rica para iniciar a los niños en la lectura de imágenes, para mostrarles cómo las mismas cosas se pueden designar con distintas palabras, que no todos entendemos lo mismo cuando vemos un dibujo y, sin embargo, podemos ponernos de acuerdo en una lectura que dé un sentido común al texto.

Cuando leemos para un grupo, las pausas para la lectura de los íconos del pictocuento no deberían ser tan frecuentes, al menos no tanto como las que haríamos con único lector/a que acompañara el texto con el dedo o con su mirada.

La maestra podría ir releyendo parte del cuento, cada vez que los nenes participan, para recuperar el hilo del relato.

Para facilitar también esta experiencia más personal de lectura, una vez que el libro ha sido leído en el aula, se puede promover que los niños y niñas puedan llevarlo a su casa para compartir una relectura, esta vez con alguien de la familia.

Hay princesas y princesas

Después de leer en voz alta el cuento se puede propiciar un diálogo sobre las notorias diferencias entre la princesa que nos propone este relato y las que solemos ver en la tele y en las jugueterías.

Para eso, podemos invitar a chicos y chicas a buscar entre las ilustraciones:
  • Una princesa con la lengua afuera y muy concentrada en su trabajo.
  • Una princesa con ideas “brillantes y fogosas”.
  • Una princesa que aprende a bailar y lo hace solita hasta que se le hinchan los pies.
  • Una princesa que juega sin miedo a que en el ajetreo “se le caiga la corona”.
  • Una princesa trabajando en equipo con las planchadoras y los soldados del palacio.
  • Una princesa que descubre que hay muchas personas afuera a quienes puede ayudar con solo hacer el trabajo que le gusta.

Reconocer estos dibujos y conversar contraponiéndolos al modelo de las princesas clásicas de Disney o Barbie permitirá reconocer la intertextualidad visual: encontrar cuáles son esas imágenes previas con las cuales la ilustradora dialoga, cuestiona, imita, ridiculiza, reacciona a los esquemas más vigentes.

Las princesas tienden a aburrirse 

El gesto del lector es siempre asociativo y, si lo que buscamos desde tan temprana edad es ayudar a los niños y niñas en la construcción de su propio “camino lector”, una buena manera de conseguirlo es proponer recorridos interesantes, tal vez preguntando:

–Hay muchos cuentos con princesas aburridas. ¿Quieren que leamos algunos más?

Aquí podemos sugerir, a modo de ejemplo, la cómica Historia de una Princesa, su papá y el Príncipe Kinoto Fukasuka,de la inefable María Elena Walsh. Un cuento en el que se hace pasar la jerga jerigonza por idioma japonés y se nos muestra una orientalísima princesa Sukimuki harta de estar quietecita en el jardín “papando moscas”.
https://www.youtube.com/watch?v=AcqlTCeaoh8

También podemos saltar de allí al álbum interactivo ¿Está lista la princesa?, de Graciela Repún y Florencia Esses, de Editorial Atlántida, que cuenta con la particular estética de la talentosa ilustradora Valeria Cis.

Los múltiples cruces entre estos textos pueden dar lugar a un jugoso diálogo sobre cuestiones de género, que se podría iniciar como hasta ahora hemos sugerido, con nuevas preguntas:
–¿Por qué creen que las princesas se aburren tanto? ¿Por qué les parece que necesitan desesperadamente “desaprincesarse”, como en el cuento de Repún?

Es imprescindible que estos diálogos se den del modo más espontáneo y natural posible, nunca de una manera forzada. Como bien aconseja Mempo Giardinelli:
“Al terminar la lectura deje pasar unos segundos y luego formule usted una pregunta. Entonces espere, vea qué sucede… pero sobre todo no caiga en la tentación de ‘dar una clase’, solamente charle, intercambie. Eso hará que todos se sientan más seguros y confiados, en especial si lo que ellos dicen es tenido en cuenta”.

Ideas para desaburrir princesas
Un par de preguntas más pueden detonar una nueva propuesta:

–Y ustedes… ¿Se sienten los príncipes y princesas de su casa? ¿Y cómo suelen solucionar el “problema del aburrimiento”?

El juego: invitar a los niños y niñas a plasmar en tarjetas de colores una idea para desaburrir princesas.
Una sola frase o dos en cada tarjeta, escritas como en el pictocuento de Graciela Montes y Elena Torres; con palabras (aquellos o aquellas que puedan) y con pequeños dibujitos. Luego, armar con esas tarjetas un “afiche recetario” por si una princesa aburrida apareciera por el aula en las semanas siguientes.


A seguir leyendo

Mientras el interés en el tema no decaiga, se puede continuar durante unos días haciendo “visitas lectoras” para conocer a las princesas de los cuentos clásicos: la del guisante, la durmiente, la caprichosa que rechaza tantas veces a su príncipe pobre y termina besándolo disfrazado de porquerizo.

Otra alternativa es la tierna pero feísima princesa creada por Ema Wolf para el cuento “Flori, Ataulfo y el dragón”, editado por Aique.

Recomendamos darse una vuelta por el extenso y rojo catálogo de Princesas olvidadas o  desconocidas de los absolutamente geniales Philippe Lechermeier y Rébecca Dautremer, de Editorial Edelvives.
Este álbum, de extrema belleza, contiene historias como la de Deletrea de Eritrea, la princesa que escribe, la de Tremenduskah, la princesa temible o Sapina, la princesa que se transforma con los besos. Incluye un croquis con divertidas tipologías de castillos, medios de transporte, baldaquinos, heráldicas, glosarios de léxicos imperiales, refranes y hasta recetas para cocinar princesas.


Este recorrido lector puede tener continuidad en EGB1 con la lectura de Florinda no tiene coronita, de Mercedes Pérez Sabbi, publicado por Edic SM, o Cuento con Ogro y Princesa de Ricardo Mariño, editado por Colihue.

➽Más recursos de ESI:

12 jun. 2019

Conociendo a Yayoi Kusama. Propuesta de arte.

Yayoi Kusama es una gran artista y escritora Japonesa precursora de los movimientos del arte pop, minimalismo y arte feminista. Nació en Matsumoto, Japón el 29 de Marzo de 1928. A lo largo de su carrera ha trabajado con una gran variedad de medios, incluyendo: pintura, collage,escultura, arte performance e instalaciones. La mayor parte de la obra de Yayoi Kusama tiene su origen en las alucinaciones que tuvo cuando era niña y donde se le aparecían miles de puntos que se multiplicaban dominando su universo. Los círculos de colores que identifican sus pinturas no discriminan…están en cuadros al óleo,esculturas de tela, instalaciones de espejos y hasta en su ropa. A los 88 años seguía creando mundos mágicos únicos y “punteados”, que atraían al público por su carácter juguetón e interactivo. Su influencia ha impactado tanto en el mundo de las artes visuales como también en el universo fashion, generando tendencias en la moda y en el diseño de indumentaria. A mediados de la década del 70 ingresó voluntariamente en un hospital psiquiátrico cerca de Tokio. Su reclusión no le ha impedido participar en exposiciones y muestras de arte en todo el mundo, así como la de recibir importantes reconocimientos y galardones.
Maria Alejandra Wozniak, directora del Jardín de Infantes Nº 215 "Dra Sara Faisal", de la localidad de Margarita, Pcia de Santa Fe,  nos comparte una hermosa experiencia  que  realizaron los niños de sala de 4 años, turno mañana, junto a su seño Betiana del  Pópolo.
El propósito fue incentivar la expresión artística de los niños a partir de la apreciación  de las obras de  de Yayoi Kusama . El cierre del proyecto consistió en organizar  una  muestra de arte en el hall de la institución para el disfrute de toda la comunidad.
                                                            
A continuación se comparten detalles de la secuencia didáctica que guió este exitoso proyecto.


1. Ornamentación de la sala para conocer a la artista

-Al ingresar a la sala nos encontramos con muuuuuchos círculos, de diferentes colores y tamaños (hechos en cartulina y goma eva). Los mismos estarán pegados en las mesas, sillas, ventanas, puertas, colgados del techo, etc.
-Se los invitará al “Rincón de Alfabetización” donde habrá colgado:
 Una foto de esta gran artista: Yayoi Kusama y diferentes obras de arte.
Se les preguntará a los niños:
  • ¿Qué observan en este rincón de la sala?
  • ¿Saben qué es un pintor? ¿Qué hace?
  • ¿Qué elementos utiliza para pintar?
  • ¿Qué hay que hacer para ser pintor?
  • ¿Conocen algún pintor?
-Se les contará brevemente sobre la historia de la artista.


YAYOI KUSAMA de M Victoria Azcona

 Observamos y describimos las diferentes obras de arte:
- Mirar detenidamente cada una de las obras y plantearse diversos interrogantes:
- ¿Qué elementos hay?
- ¿Cómo son?
- ¿Con qué colores trabaja la artista?
A partir de la observación: buscar y explorar diferentes materiales y herramientas para producir círculos, por ejemplo: corchos, tapas, platos de plástico, pelotas, globos.

2-Inicio de las propias producciones: pintar círculos

-Se les dará a los niños círculos de cartulina blanca, de diferentes tamaños. (con sus respectivos nombres atrás)
- Se les pondrá potes con diversos colores de témperas y pinceles.
- Consigna: Deberán pintar libremente todo el círculo, incluso lo podrán hacer mezclando
colores.

3-Creación de un cuadro

Recordamos sobre lo realizado el día anterior:
- ¿Se acuerdan como se llamaba la pintora?
- ¿Con qué pintaba?
- ¿Qué imágenes tenía en sus obras?
Reconocimiento del CÍRCULO:
- ¿Cuál era la figura geométrica que pintaba?
- Buscamos en la sala elementos o materiales en forma de círculo.
- Escuchamos y representamos la canción: “Hagamos un círculo”



Continuamos con la obra de arte:
-Se les dará a los niños los círculos pintados en la clase anterior.
-Se  les entregará a cada uno una marfalina (en tamaño A3),  para proponerles  realizar una composición en escena pegando libremente y creativamente los círculos pintados.


- Completar la producción con sellado de tapitas.


4-Preparación de la muestra de arte
Se los invitará a los niños a ir al SUM y armar una galería de arte (colocando los atriles), obras y biografía de la artística plástica: Yayoi Kusama.
-Se expondrán los cuadros hechos por ellos.
-Se invitará a las familias, niños, docentes, directivo a compartir un grato momento .
-Los niños contarán a sus familias el proceso realizado.
- Una vez que finalice cada niño se llevará su cuadro.


5-Actividad complementaria
Se realizó un trabajo de sellado en mesas luminicas  , para ornamentar las ventanas de la sala.


¡Y aquí  podemos observar todo el proceso!

9 jun. 2019

Rimas y Juegos de Dedos


Tamara Chubarovsky, es una maestra Waldorf  que se especializó en Alemania en dificultades del aprendizaje, terapia del lenguaje (el arte de la palabra) y teatro pedagógico.
Lleva muchos años impartiendo cursos y  recursos para apoyar a los niños en su desarrollo físico, emocional y cognitivo.
Entre sus recursos didácticos , son famosas sus rimas con movimiento en donde ha integrado sus estudios y amplia experiencia.
Así se refiere a ellas:
-Son una herramienta de apoyo a madres, padres, abuelos, educadores y otros profesionales: logopedas, terapeutas, etc.
- La temática de estas Rimas despierta en los niños/as el interés por los procesos de la naturaleza.
 -El ritmo y los gestos que acompañan las rimas están acordes a los patrones de movimiento, apoyando el desarrollo de una buena motricidad.
- Su riqueza y conciencia sonora es acompañada por gestos que están en concordancia con las leyes del lenguaje, favorece el desarrollo del lenguaje.
 -Promueven la relación adulto - niño/a.
-Son alegres y llenas de frescura..."
¿Cómo un recurso tan simple puede ser tan eficaz? Porque el movimiento y el lenguaje tienen la posibilidad de activar a la vez el plano corporal-físico, el plano emocional y el plano mental.
 ¿En las rimas cómo funciona? Gracias al efecto de los diferentes sonidos consonantes y vocales, del efecto de los ritmos, de las dinámicas en el hablar y del efecto de los movimientos.


A continuación comparto algunas de sus rimas con movimiento , encontradas en su canal de YouTube y que forman parte del DVD Rimas y Juegos de Dedos.

Rompompom


Los delfines

Esta rima trabaja activamente la LENGUA, por lo que es muy adecuada para niños con rotacismo o sigmatismo, así como para niños con lenguaje poco claro o posición incorrecta de la lengua.

El Chaparrón

• Trabaja el cruce de la línea media, movimiento de la muñeca, motricidad fina y coordinación ojo-mano-lenguaje
• Primero lo haremos haciendo siempre la niña con una mano y la lluvia con la otra; las alternaremos continuamente.
• Observar cómo se dificulta el movimiento cuando pasamos de movimientos simétricos a movimientos con cruce. La versión con cruce es para niños de 4, 5 años; antes, no suele estar maduro el patrón cruzado.

El pollito
Encontrarán más indicaciones sobre los beneficios de esta rima aquí:
https://www.tamarachubarovsky.com/2013/09/26/comida-lenguaje-y-comportamiento-con-rima-del-pollito/

El cocodrilo


La gallina

Rima con Movimiento, buena para niños con tendencia hiperactiva, ya que lleva "del nervio" a la quietud. Con niños pequeños,  podemos hacer la rima como  "masajito"  en su mano. También el solo hecho de escuchar la rima, como un cuento corto, ayudará a aquietarlos y activar su atención. Para niños más grandes es un buen reto de motricidad fina. El masajito en los dedos ayuda a tomar conciencia corporal.

Libélula Lila
Es una rima que activa. Esto ocurre por su paso sonoro de la L, calma y lenta, a los sonidos oclusivos, densos y consistentes; y por su paso de movimientos simétricos, a movimientos con estimulación táctil.
Los movimientos que acompañan la rima, facilitan la articulación del lenguaje. Los movimientos circulares de ambas manos, activan especialmente la lengua, ayudándola a colocarse en su correcta posición.
El movimiento de talón de mano que acompaña "coqueta", apoya la articulación del sonido /k/. El movimiento de punta de dedos, en "pizpireta", apoya la articulación del sonido labial /p/.
Todo esto hace que sea una rima que ayuda a niños con dislalias o un hablar poco claro.
Además, es una estupenda rima para enseñar la letra L, sacando la letra de la imagen de la libélula.
Y siempre será apropiada para conectar con la naturaleza, si se hace en la primavera tardía, que es cuando las libélulas revolotean cerca de los ríos y zonas húmedas.

Pic y Puc

Encontrarán más información de Tamara Chubarovsky en:
www.tamarachubarovsky.com
https://www.facebook.com/TamaraChubarovsky