6 feb. 2019

Importancia de enseñar robótica en el Nivel Inicial


La robótica es una rama de la tecnología que estudia la logística, el diseño y la construcción de máquinas capaces de desempeñar diversas tareas. Estas creaciones se dan, primeramente, de manera mental y luego, en forma física, controladas por un sistema computacional.

El desarrollo del pensamiento computacional que es, en definitiva, lo que fundamentalmente se pretende estimular con la programación y la robótica, puede y debe iniciarse desde edades más tempranas, ya que no sólo va a contribuir al desarrollo cognitivo de los niños, sino que, además, van a permitir generar en ellos nuevas estrategias de pensamiento y aprendizaje.


Educar digitalmente, en este caso a través de la programación y la robótica, es una  necesidad y un gran desafío para el sistema educativo actual.
Si bien la mayoría de los niños y niñas que asisten a la educación inicial —nativos digitales—están familiarizados con el uso de algunas tecnologías, el trabajo de las instituciones educativas debe orientarse a guiarlos —agregándole valor y una mirada crítica y reflexiva— en su uso y  posibilidades.

Los niños y las niñas, desde el jardín de infantes  y a través de juegos convencionales y apps para móviles, pueden iniciar el desarrollo de las capacidades para la abstracción; buscando patrones o modelos, generando búsquedas de alternativas, identificando elementos o variables del problema, etc. pueden ir construyendo habilidades para ser futuros solucionadores de problemas.

Esto implica un esfuerzo especial en la práctica docente. Es necesario aggiornar las propuestas pedagógicas para que sea posible otorgar libertades en el espacio, los tiempos, los objetos, los vínculos, los lenguajes.
Poner en juego las emociones y gestar prácticas sobre ellas, dar lugar a la participación democrática, iniciar debates, sostener lazos desde emociones  encontradas; todo pensamiento del tipo, pone en el tapete la necesidad de colaborar, relacionar, entender posiciones, ajustar miradas.

Aspectos formativos que se ponen en juego 

➽Los principios básicos del pensamiento computacional son, precisamente, preparar una “cabeza” pensante para que, dadas determinadas lógicas, puedan aplicarse modelos de resolución de problemas que permitan extrapolar dichos modelos a otras problemáticas afines.

Foto diario El Día
➽Con los retos y desafíos que se presentan para jugar, aprenden a enfrentarse a sus propias emociones, distinguiéndolas, haciéndoles frente, regulando sus propias intervenciones. Generan vínculos no sólo con los objetos de juego, sino también con sus pares, con los docentes, consigo mismo. Deben aprender a pensar, pero también a expresar sus emociones.

➽Por otro lado, siempre que planteamos retos, problemas, en suma, conflictos cognitivos a los niños, estamos ofreciéndoles posibilidades para el desarrollo de un pensamiento creativo.

➽Además, al utilizar códigos de pre-programación para poner en movimiento un robot se favorece el desarrollo de la percepción espacial, el orden de las acciones, la anticipación y la elaboración de hipótesis.

➽Por último, si las actividades se desarrollan en pequeño grupo podemos potenciar también el trabajo colaborativo.




Metodología

Ilustación P.Bernaconi
Para trabajar la robótica educativa en estos niveles se deben tener en cuenta una serie de principios metodológicos que definen los objetivos, contenidos, actividades,secuencia y organización.
 De igual manera, los principios metodológicos que debe seguir un proyecto son: el aprendizaje significativo, la observación, la experimentación, el juego y el carácter globalizado de los aprendizajes. Se debe crear un ambiente de trabajo agradable, retador, generador de pensamiento crítico, con trabajo experimental, donde el docente será quien estimule la construcción de su conocimiento y actor principal de su aprendizaje.

La metodología de trabajo se fundamenta en el Aprendizaje  Basado en Proyectos (ABP), que según Aliane & Bemposta (2008), se basa en el desarrollo de un proyecto donde adquieren un aprendizaje de conceptos y actitudes con un papel activo en su propio proceso educativo.

Se debe desarrollar en un entorno real y experimental. Los niños deben tener un aprendizaje significativo. El ABP permite un trabajo ideal para desarrollar varias competencias transversales como el trabajo en equipo, la planificación, la comunicación y la creatividad. De esta manera,
la metodología ABP (Actividades Basadas en Proyectos), permite establecer retos en diseño y construcción de elementos o prototipos de su interés,

El juego es una herramienta fundamental en los procesos de enseñanza y aprendizaje, particularmente en este nivel, ya que facilita la exploración, familiariza al sujeto en la práctica de ensayo-error —que es vital para el proceso creativo—y favorece el trabajo colaborativo ya que se enriquece con las diferencias.
Dentro de lo lúdico, una propuesta atractiva y desafiante para los estudiantes son los juegos de construcción, que, con una adecuada supervisión, son un medio que favorece la incorporación de nociones y principios de la robótica en particular y de la computación en general. Este insumo permite que los estudiantes desplieguen su capacidad de aprender haciendo; además, la inmediatez en los resultados genera un impacto cognitivo positivo que favorece el aprendizaje.

Fuentes consultadas:
Educación Inicial, Robótica y Pensamiento computacional  Lic. Patricia Bibiana Ramírez
http://diwo.bq.com/robotica-educativa-en-educacion-infantil-es-posible/
http://www.bnm.me.gov.ar/giga1/documentos/EL005855.pdf
La robótica educativa y la educación preescolar. Liliana Patricia Quiroga
Algunos proyectos y propuestas encontrados en la red
  • Proyecto  desarrollado con niños de entre tres y cuatro años del Colegio Público San Fernando de Aranjuez, Madrid, durante el tercer trimestre el curso escolar 2014/2015:

  • Proyecto "Yo, Robot" a cargo de  Irene González Collado es maestra de Educación Infantil en el CEIP Nuestra Señora de la Paz de Alicante:

https://elalmademiaula.com/2016/04/05/proyecto-yo-robot/

  • Completísimo proyecto para iniciar a los niños a los lenguajes de programación y robótica. Sus autoras: Marta y Sara Reina Herrera . 

  • Jugando con el robot Bee-Bot en un aula de preescolar


Para seguir leyendo

31 ene. 2019

Calendario de Febrero 2019 con efemérides



El mes de febrero tiene su origen en la palabra latín “Februare”, la cual nace de Februo, que significa “limpiarse”. Fue nombrado de esta manera porque en febrero los romanos realizaban ciertos ritos religiosos dedicados a Plutón, con el objetivo de conseguir pureza.

Este segundo mes del año está lleno de peculiaridades, no sólo porque es el mes más corto, sino que también se le añade un día cada cuatro años. Este febrero de 2019 el mes solo tendrá 28 días, el próximo año será bisiesto , por lo que febrero contará con 29 días.

Otro dato curioso es que cada 19 años, febrero es el único mes que no tiene luna llena . Ese fenómeno ocurrió en el 2018 y volverá a repetirse en febrero de 2037.

El siguiente calendario del mes de Febrero, con enlaces a recursos, contiene algunas fechas que considero de mayor relevancia a nivel Regional, Nacional e Internacional .


1 de febrero
 ➥    Nace María Elena Walsh (1930)


4 de febrero
 ➥    Día mundial del Cáncer


11 de febrero
➥    Día Internacional de Internet Segura 


14 de febrero
 ➥     Día de San Valentín
        ►Tarjetas 
        ►Manualidades       


15 de febrero
 ➥      Día internacional del Cáncer Infantil
       ►Tarjetas con mensajes


18 de febrero:
 ➥     Día Internacional del Síndrome de Asperger
  
        
20 de febrero:
 ➥      Día internacional del Gato
      ►Imágenes

22 de febrero:
 ➥      Día de la Antártida Argentina

                            
27 de febrero:
 ➥    Creación de la Bandera Nacional Argentina                   

Enlaces de interés:

29 ene. 2019

Cómo enseñar a los niños. José Antonio Fernández Bravo


Comparto con ustedes este  extracto de la intervención del doctor en Ciencias de la Educación, José Antonio Fernández Bravo, en el foro Aprendemos Juntos.

Bajo el título “Todo lo que me enseñaron los niños”, el reconocido educador e investigador, relata una serie de anécdotas y vivencias de su dilatada trayectoria profesional a partir de las cuáles ha desarrollado su método de enseñanza que está dando excelentes resultados.

En este contexto, subraya que “fueron los niños los que me enseñaron a enseñar”.
Con gran sensibilidad y sentido del humor, reflexiona sobre lo que ha aprendido de sus alumnos a través de la escucha y la observación. “Los niños me enseñaron que no existe método de enseñanza superior a la capacidad de aprendizaje de la mente humana”, sostiene.
"Dime tres frutas, le dije al niño. Tres melocotones, me respondió". "Que las respuestas que obtenemos de los niños no coincidan con las que esperamos no significa que no razonen". ¿Aprenden mal o enseñamos mal? ¿No razonan o simplemente razonan diferente a mí?
José Antonio Fernández Bravo defiende que se debe enseñar desde el cerebro del que aprende. ¿Qué implican sus palabras? De entrada, que el profesor tiene que escuchar, ponerse en la piel del alumno y tomar conciencia de que “en lo que dicen los niños hay siempre un por qué lógico”. La misión del docente, pues, según Fernández Bravo, consiste en “estudiar la causa que ha generado una determinada respuesta” y canalizarla mediante un itinerario pedagógico concreto.
"Escuchar es permitir que nuevos horizontes se abran, que nuevos canales se concreticen. He dedicado mi vida a escuchar y son los niños los que me han enseñado a enseñar. Me hice maestro para seguir al niño, no al programa; para sacarle adelante, para estudiar sus inquietudes y sus necesidades, y distinguir las necesidades del que aprende de los deseos del que enseña".
Doctor en Ciencias de la Educación, investigador y escritor, este docente madrileño también cuenta con tres maestrías sobre lógica, formación del profesorado y diseño educacional. Aunque la palabra que mejor define a Fernández Bravo es “maestro”.

Observar y “enseñar desde el cerebro del que aprende” son los pilares de su fórmula pedagógica.

Es autor de más de un centenar de obras sobre educación y aprendizaje. Goza de reconocimiento nacional e internacional por su carácter innovador y por la brillante adaptación de la función docente en la didáctica de la matemática.

Ocho son las acciones para la intervención educativa que envuelven su pensamiento pedagógico:
1. Provocar sonrisas en el que aprende. 
2. Abrir nuestra mente para ESCUCHARLES. 
3. Entender sus preocupaciones, sus ilusiones y sus necesidades.

4. Despertar la curiosidad y las curiosidades.

5. Lograr que crean en sí mismos. 
6. Conseguir que sean los creadores de algo y que sean conscientes de ello.

7. Desarrollar un pensamiento crítico y positivo.
 8. Permitir que participen con el mundo, que dialoguen con el universo, haciendo uso de: la claridad, el empeño, el trabajo y el amor.


 El maestro ideal, según Fernández Bravo

El maestro ideal es aquel que produce aprendizaje, y como un niño aprende cuando quiere aprender, lo primero es conseguir que quiera hacerlo. Dicen que la primera fase para resolver un problema es comprender un problema, pero no es cierto; la primera fase es ‘querer resolverlo’. Por eso el maestro ideal es aquel que permite que el alumno crea en sí mismo, que aprenda. Actualmente estamos confundiendo muchas cosas y estamos enseñando a los niños a poner la mesa, pero no les estamos enseñando a hacer garbanzos, y los garbanzos son fundamentales; es el saber. Y no podemos olvidar que hay que saber matemáticas, y hay que saberlas bien, pero la matemática es un medio, no es un fin. Es decir, ¿qué hago yo con las matemáticas para que tú desarrolles tu pensamiento, qué hago yo con las matemáticas para que tú seas mejor persona, para que crezcas cultural y socialmente? ¿Te planteo actividades del tipo cinco más tres igual a, para que pongas ocho, o te planteo actividades del tipo ocho igual a…, para que pongas 16 dividido por dos, cuatro por dos, dos al cubo, nueve menos uno…? En definitiva, para que comprendas cuántas posibilidades hay. Y es que no es la tecnología, es la mirada que nosotros tenemos, porque la creatividad es generar ideas. Crear es dar a luz, y el pensamiento es el mayor acto creativo.

Su opinión sobre los Métodos de Enseñanza

Un método no es más que un camino; el método ni es bueno ni es malo, como no hay material bueno ni malo , y cuando se ha propuesto es porque se ha presentado como un camino para llegar a un fin.
El mejor  método es siempre el que te permite sacar el niño adelante. Se ha demostrado suficientemente la valía de muchos de ellos, pero lo importante no es el método, es el maestro, el que aplica el método. Dadme al maestro, decía Giner de los Ríos, y quitadme todo lo demás, porque para qué quiero lo demás si no tengo al maestro.

Maestro de maestros, Fernández Bravo está convencido de que “una de las finalidades de la educación es adquirir conocimiento, pero también lo es la de desarrollar la observación, la intuición, la creatividad, el razonamiento, y las emociones”. Y sentencia: “Hoy damos mucho contenido y generamos poco conocimiento”.

Fuentes :
http://joseantoniofernandezbravo.com/
Aprendemos Juntos.
https://www.webconsultas.com/

➽Para seguir leyendo:
“Desarrollo del pensamiento lógico y matemático”. José Antonio Fernández Bravo