Cómo enseñar buenos modales a los niños.

cómo enseñar buenos modales
Los buenos modales  se aprenden y, ya sea en el hogar como  en  la escuela, se deben inculcar a los niños desde pequeños.

Enseñar  estas conductas  requiere de un fuerte compromiso de padres y maestros, quienes deberán en todo momento, ser un ejemplo de aquello que se quiere transmitir a los niños.

Como lo dice el sociólogo Salvador Cardús en su obra 'El desconcierto de la educación', "no se trata de enseñar normas estrictas, los modelos de comportamiento se aprenden como estilos de vida".

Los niños deben tener una idea muy clara de la relación que existe entre sus actos y sus consecuencias. Por eso es muy importante hacerles ver los efectos positivos que sus conductas amables producen en los demás.

Un niño de tres años debiera poder saludar y despedirse de  la maestra  y de sus abuelos; decir “permiso” cuando tiene que pasar por un espacio estrecho y dar las gracias cuando recibe un regalo o cuando le sirven la comida. Así también, debe aprender a pedir las cosas “por favor”.

El  Jardín de Infantes es el lugar indicado para reforzar, enseñar  y aprender las habilidades  que implican  una buena convivencia.

Los buenos modales se aprenden practicándolos en el día a día, por lo tanto, la clave es insistir, repetir y modelar.

Se pueden utilizar algunos recursos como cuentos o juegos de roles para iniciar a los niños en la comprensión y adquisición  de estos buenos hábitos, como los que continuación les comparto.




CUENTO: EL MAGO CASCARRABIAS
Había una vez, en un lejano país un mago malvado llamado Cascarrabias. EL mago Cascarrabias siempre estaba enfadado y nunca saludaba a nadie ni pedía nada por favor, ni nunca, nunca, nunca daba las gracias. 
Todos los días paseaba por la ciudad y la  gente le saludaba amablemente, pero sin conseguir que él, les contestara, y eso le enfadaba más y más cada vez.
Un día, ya cansado de los saludos y de la amabilidad de la gente, el mago Cascarrabias decidió hacer un conjuro. Se puso en el medio de la Plaza Mayor y empezó a decir:          "Rayos y truenos, que vengan a mí, que la amabilidad de la gente se esconda aquí”.
 Y entonces todo empezó a oscurecerse, y empezó a llover y a llover durante un buen rato. Nadie sabía porque había pasado eso, estaba tan buen día y de repente se nubló todo. Era raro pero nadie le dio importancia y siguieron con sus vidas, sus juegos, sus trabajos. 
Pero algo había cambiado, a partir de ese momento la gente dejó de saludarse y de pedir por favor las cosas y de dar las gracias. Cada vez todos estaban más tristes y más serios. ¿TODOS? Todos no. Un niño no muy mayor, de unos 4 o 5 años, sí que se dio cuenta y viendo la tristeza en la que vivían todos fue a pedirle ayuda al  hada  Iris  que siempre estaba jugando cerca del río.
              Allí, después de contarle todo lo sucedido al hada , Iris le dijo que sólo el Mago Cortés podía ayudarlo. Y el pequeño se fue en su busca y lo encontró leyendo a la sombra de un enorme árbol como Iris le había dicho. Le contó lo sucedido y los dos volvieron hacia la ciudad, allí todo seguía igual, serios, tristes y sin saludarse.
El Mago Cortés tomó su preciosa varita mágica y dijo un nuevo conjuro. Cuando el mago Cascarrabias se dio cuenta hasta él mismo saludaba  a los demás, pedía las cosas por favor y siempre, siempre daba las gracias. Todos volvieron a ser muy amables y corteses y se sintieron mejor.
 Y así fue como el Mago Cascarrabias descubrió lo importante que es ser amable, saludar todos los días, pedir por favor las cosas y dar las gracias. Además pronto tuvo muchos amigos con los que jugar y dejó de ser tan Cascarrabias.

Para reflexionar luego del relato:

- ¿Qué le pasaba al Mago Cascarrabias?
- ¿Está bien eso de no saludar?
- ¿A quien le pidió ayuda el niño?
- ¿Ustedes siempre saludan ?

EL ÁRBOL MÁGICO
Hace mucho mucho tiempo, un niño paseaba por un prado en cuyo centro encontró un árbol con un cartel que decía: soy un árbol encantado, si dices las palabras mágicas, lo verás.
El niño trató de acertar el hechizo, y probó con abracadabra, supercalifragilisticoespialidoso, tan-ta-ta-chán, y muchas otras, pero nada. Rendido, se tiró suplicante, diciendo: "¡¡por favor, arbolito!!", y entonces, se abrió una gran puerta en el árbol. Todo estaba oscuro, menos un cartel que decía: "sigue haciendo magia". Entonces el niño dijo "¡¡Gracias, arbolito!!", y se encendió dentro del árbol una luz que alumbraba un camino hacia una gran montaña de juguetes y chocolate.
El niño pudo llevar a todos sus amigos a aquel árbol y tener la mejor fiesta del mundo, y por eso se dice siempre que "por favor" y "gracias", son las palabras mágicas .
Pedro Pablo Sacristán 

En el siguiente enlace podrán escuchar este cuento o verlo ilustrado:  http://cuentosparadormir.com/infantiles/cuento/el-arbol-magico

Para reflexionar luego del relato:
¿Qué palabras mágicas conocen?
¿Cuáles funcionaron con el árbol encantado?
¿Cuando podemos usar esas palabras mágicas con nuestros amigos ?

JUEGO: LAS PALABRAS MÁGICAS

OBJETIVO:
Ejercitar el uso de buenos modales en los niños.

Un niño hace de mago y el resto de los niños deben cumplir los deseos del mago, siempre que diga las palabras mágicas que son "por favor" y "gracias".

Los niños se mueven libremente por el espacio de la clase al ritmo de la música o el que marque el profesor con palmadas o algún instrumento.

Cuando cesa la música todos se convierten en estatuas.

El mago, con una varita, va tocando a las estatuas y les pide "por favor" que se conviertan en el animal o el objeto que él desee. Para ello es necesario que no se le olvide decir las palabras mágicas.

Una vez que las estatuas han realizado correctamente el deseo del mago, éste les da las gracias y los niños vuelven a moverse libremente por la clase al ritmo marcado. Entonces el mago entrega la varita al niño que de forma más correcta cumplió su deseo y comienza de nuevo el juego.

Si el mago no dice las palabras mágicas correctamente, debe dejar el juego.

(Recurso visto en http://www.waece.org/)


JUEGO: LA PELOTA PREGUNTONA
OBJETIVO:
- Aprender a hablar para los demás
- Aprender las buenas formas.

PROCEDIMIENTO:
El maestro/a  entrega una pelota a cada equipo, invita a los presentes a sentarse en círculo y explica la forma de realizar el ejercicio.
Mientras se entona una canción la pelota se hace correr de mano en mano; a una señal del maestro/a, se detiene el ejercicio.
El niño/a  que ha quedado con la pelota en la mano se presenta para el grupo: dice su nombre y  saluda correctamente y dice algo que le gusta. Se despide con un gracias por escucharme.
El ejercicio continúa de la misma manera hasta que se presenta la mayoría. En caso de que una misma persona quede más de una vez con la pelota, el grupo tiene derecho a hacerle una pregunta.


CUENTO PARA LOS MÁS GRANDES: LOS CLAVOS Y EL AMOR
Había un niño que tenía muy mal carácter. Un día su padre le dio una bolsa con clavos y le dijo que cada vez que perdiera la calma o no fuera educado dando las gracias a la gente o saludando correctamente debería clavar un clavo en la cerca de atrás de la casa.
El primer día el niño clavó 37 clavos en la cerca...
 Pero poco a poco fue calmándose porque descubrió que era mucho más fácil controlar su carácter y saludar a la gente que clavar los clavos en la cerca.
Finalmente llegó el día cuando el muchacho no perdió la calma y saludaba con buenos días y daba las gracias a todo el mundo y se lo dijo a su padre y entonces el papá le sugirió que por cada día que controlara su carácter debería sacar un clavo de la cerca.
Los días pasaron y el joven pudo finalmente decirle a su padre que ya había sacado todos los clavos de la cerca..., entonces el papá llevó de la mano a su hijo a la cerca de atrás...
Mira hijo, has hecho bien... pero fíjate en todos los agujeros que quedaron en la cerca... Ya la cerca nunca será la misma de antes... Cuando dices o haces cosas con coraje, dejas una cicatriz como éste agujero en la cerca...
Es como meterle un cuchillo a alguien, aunque lo vuelvas a sacar, la herida ya quedó hecha... No importa cuántas veces pidas disculpas, la herida esta ahí...Una herida física es igual de grave que una herida verbal...
Los amigos y amores son verdaderas joyas a quienes hay que valorar... Ellos te sonríen y te animan a mejorar...
Te escuchan, comparten una palabra de aliento y siempre tienen su corazón abierto para recibirte...
Demuéstrales cuánto los quieres...

Para reflexionar luego del relato:

- ¿Qué le mando hacer el padre al niño?
- ¿Por qué?
- ¿Cuándo se portaba bien que tenía que hacer?
- ¿Cuándo hacemos algo mal dañamos a nuestros amigos?
- ¿Qué cosas hacemos mal nosotros?


DESCIFRANDO DIBUJOS

OBJETIVO
- Relacionar  saludos a través de los dibujos.

MATERIAL
              Será necesario realizar un dibujo para cada uno de los saludos que queremos aprender.
              Por ejemplo:
              - Una mano, se interpretará como un hola.
              - Un sol, como  buenos días.
              - La luna, como buenas noches
           
DESARROLLO
              Se les enseñarán los dibujos a los niños y se les explicará  que cada dibujo representa un saludo. Ellos tendrán que averiguar de que saludo se trata.
              Una vez que lo averigüen, se pueden hacer las siguientes preguntas:
              - ¿Por qué creen que es ese saludo?
              - ¿Saludan así a sus amigos y familiares?
              - ¿Es importante saludar?

JUEGO ASOCIADO:
              Armar un dado gigante con esos dibujos. Los niños en ronda girarán al ritmo de una canción que conozcan.Cuando el maestro/a diga en voz alta "Saludo ",  un niño que está en el centro de la ronda arrojará el dado. La ronda se detendrá y todos deberán saludar  según el dibujo que aparezca en la cara del dado.
             El juego continúa luego que el niño que está en el centro le pase el dado a otro compañero (éste lo recibirá diciendo GRACIAS y el primero respondiendo DE NADA).

VÍDEOS BETO Y LAS PALABRAS MÁGICAS

Hola y Buenos Días

Gracias (El regalo de la abuela)


Por favor 

CANCIÓN CUATRO  PALABRAS


De pequeño me enseñó que nada es casual,
mi abuelo tenía un diccionario genial.
Con solo cuatro palabras escribí esta canción
que canta mi corazón:
Gracias, por favor, permiso, perdón.
Mirándolo a los ojos lo abracé de emoción.
Sólo cuatro palabras y lo pude entender.
Con su diccionario yo aprendí a leer.
Y yo sé que tu puedes,
vas a ayudarme a cantar esta vez:
Gracias, por favor, permiso , perdón
Gracias, por favor, permiso , perdón
Gracias, por favor, permiso , perdón
Que cante tu corazón.
Gracias por jugar con tu imaginación.
Por favor amigo presta mucha atención.
Permiso te pido ayúdame a cantar.
Perdón por desafinar.
Y yo sé que tú puedes,
vas a intentarlo conmigo otra vez:
Gracias, por favor, permiso , perdón
Gracias, por favor, permiso , perdón
Gracias, por favor, permiso , perdón
Que cante tu corazón.

Mariano Chiesa


Fuentes :
Proyecto de educación en valores Arco Iris.
http://www.waece.org/
http://cuentosparadormir.com/

24 comentarios :

  1. Son fantàsticos todo los recursos que nos propones. Muchas gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a vos Isabel.
      Buen comienzo de semana.
      Besitos.

      Eliminar
  2. Los buenos modales, la educación, el respeto a los mayores...todo eso se va perdiendo. No hay más que ver a muchos jóvenes de hoy, por eso es necesario rescatarlos, y se debe hacer incluso antes de la escuela, en la misma familia, después en el colegio se puede reforzar. Excelente trabajo el que has hecho, Sandra, y tan necesario. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan cierto Pilar! Son valores que se están perdiendo y es necesario rescatar.Muchas gracias!!
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Sandra: en agradecimiento a las grandes ideas que siempre aportas, te he dejado en mi blog unos “detallitos bloggeros”. Puedes pasar a recogerlos cuando quieras: http://recursosparamiclasedereligion.blogspot.com.es/2015/01/detallitos-bloggeros.html
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Isabel!!En un momento pasaré a buscarlos.
      Cariños.

      Eliminar
  4. Hola: creo que los niños se comprtan según lo que ven en casa. De ahí la importancia que los padres enseñen unos hábitos de comportamiento diarios... es necesario que los niños sean educados y se comporten correctamente en todas las facetas de su vida. Todas tus propuestas son fabulosas... ojalá los padres y profesores los tuvieran en cuenta en su día a día- Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marta .Sin duda que los niños aprenden por imitación y con facilidad pueden incorporar tanto buenos como malos hábitos, de ahí la rsposabilidad de los adultos que se hacen cargo de su formación.
      Saludos.

      Eliminar
  5. ¡Qué gran entrada, Sandra! Cargadita de muy buenos recursos, ideas y propuestas. Muchísimas gracias por compartir todo con nosotros. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ Muchísimas gracias Ana!
      Un beso grande.

      Eliminar
  6. Excelentes propuestas para que los chicos aprendan jugando...nada más lindo que jugar!
    Felicitaciones por tan completa entrada Sandra, besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Adri, además jugando se aprende.Muchas gracias!!
      Cariños

      Eliminar
  7. Un tema de mucha importancia. Las actividades preciosas y muy creativas. Gracias Sandra por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a vos Karina por estar tan interesada en mis publicaciones.
      Besitos

      Eliminar
  8. ¡Lo qué me ha gustado esta entrada Sandra! ¡Qué importante trabajar el respeto, los buenos modales, como muy bien dices! Me van a ser de gran utilidad todos los recursos que propones. GRACIAS. Un besito.

    ResponderEliminar
  9. ¡Cuánto me alegra Lola! Gracias a vos por tu visita.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  10. Una entrada muy completa que nos puede venir muy bien.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  11. Me llevo el regalo de la abuela.
    Gracias con un besico.

    ResponderEliminar
  12. Inmejorable!!! Gracias por compartir tan buenos recursos. Me lo guardo.
    un beso, Sandra

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias Ana. me alegra que te haya gustado tanto.
    Besitos.

    ResponderEliminar