6 abr. 2009

Un enano y un gigante

Me gusta utilizar esta canción, del Conjunto Pro Música de Rosario, para trabajar valores como la amistad, la aceptación de diferencias, la tolerancia, la solidaridad.

Un enano y un gigante,
se encontraron una vez.
y al principio conversaron
con muchísimo interés.
El enano se empinaba
en la punta de los pies
y el gigante, agachadito,
lo escuchaba no más bien.
Pero al tiempo sus visitas
no pudieron continuar,
al enano le dolían
las puntitas de los pies
y al gigante ,la cintura,
se le estaba por romper.
Y pensando la manera
de encontrar la solución
el gigante su gran mano
al enano le tendió
y el enano de un saltito
muy feliz se acomodó.


Dos niños pueden dramatizarla mientras el resto la canta como se puede observar en el siguiente vídeo:


https://www.youtube.com/watch?v=I7evXI_nClk

En este enlace pueden descargar la canción:
https://docs.google.com/


Existe otra versión de esta canción del grupo chileno Agualuna :

Un enano y un gigante,
se encontraron una vez.
al principio se trataron
con mucho gusto de usted.
El enano se empinaba
con ganitas de crecer
y el gigante, agachadito,
lo escuchaba no más bien.
En la noche se dormían
sus cabezas al revés
y el gigante lo cubría
con la mano de una vez.
Un enano y un gigante,
se encontraron una vez
y aunque son tan diferentes
se llegaron a querer.


https://www.youtube.com/watch?v=VkMLRuMPBVo

Más recursos para trabajar el valor de la amistad:


8 comentarios:

  1. me gusta mucho con esto le explico a mihija y esta feliz con esta pagina

    ResponderEliminar
  2. hola que hermoso recuerdo. para cantársela a mis nietos. tengo 64 años y yo la cantaba en mi colegio. muchas gracias

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias!!! Hacía años que no recordaba su letra!!!!
    María del Carmen (75 años)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alegría que la hayas encontrado en mi salita.´Bienvenida María del Carmen!!!

      Eliminar
  4. Recuerdo una versión con final diferente: pero pasando los días, se acabó el trato Cortés , al enano le dolían las puntitas de los pies, y al gigante la cintura se le estaba por romper, amistades desparejas, ese fin suelen tener.
    Mi apellido es Consigli, no Cons.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge, desconocía esa versión por lo que me he puesto a investigar y he encontrado un poema de Germán Berdiales que tiene ese final.Claro que para trabajarlo con los niños no tiene un buen mensaje... Te dejo el poema y te agradezco tu comentario, gracias a él hoy he aprendido algo nuevo.

      Los Amigos
      (de Germán Berdiales)


      Un enano y un gigante

      se encontraron una vez.

      Al principio se trataban

      con mucho servir a Ud.

      El enano se empinaba

      con ganitas de crecer

      y el gigante, agachadito,

      lo escuchaba lo mas bien.

      Pero, pasando los días,

      se acabó el trato cortés.

      Al gigante la cintura

      se le estaba por romper

      y al enano le dolían

      las puntitas de los pies.

      Desparejas amistades…

      Este fin suelen tener.

      Eliminar
  5. Mi libro de Lectura Rulo y Pelusa. Claudia 55 años!

    ResponderEliminar