28 ene 2020

La Marca del Ángel. Cuento sufí



Dice un antiguo cuento sufí que cuando un niño está en el seno de su madre tiene todo el conocimiento del mundo. 
Sabe cuántas estrellas hay en el firmamento, cuántas gotas hay en el mar y cuántos granos de arena en el desierto. 
Conoce los misterios del cielo y las estrellas, y conoce hasta la última letra de la Torah. 
No hay misterio sobre la faz de la tierra que desconozca, ni misterio en el cielo o en el mar que no pueda resolver.  
Pero cuando está a punto de nacer, su ángel de la guarda baja del cielo y colocando un dedo sobre sus labios sella todo su conocimiento dentro de él, y le susurra una sola palabra...“APRENDE” 
(Es la marquita que todos tenemos arriba del labio en el centro)

Dentro de la tradición islámica, el sufismo creó una gran cantidad de relatos que transmiten su visión del mundo.

“En todos estos cuentos se utiliza la parábola, que es una breve comparación basada en una experiencia cotidiana de la vida, cuyo fin es enseñar una verdad espiritual" –Carlos Martínez Bouquet.

Los cuentos se perciben con el corazón y no con la mente, no se trata de descifrar su significado, sino más bien de permitir que se produzca su efecto sutil cuando los leemos.

Utilizados por las culturas de todo el mundo, son una forma natural de transmitir, mensajes y conocimientos.

Otro cuento sufí:

5 comentarios:

  1. ¡Qué cuento más tierno! Precisamente ayer me visitó una sobrina que está esperando un bebé. ¡Toda la familia estamos entusiasmados con el próximo nacimiento! Le voy a contar este precioso cuento, estoy segura que le encantará. Un beso grande, Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicitaciones Pilar! Un bebé en la familia es una gran bendición.
      Un GRAN abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Preciosos cuentos, Sandra! Gracias por compartirlos.
    Feliz semana.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Aanbel, a mi tambiénm e gustan mucho los cuentos sufíes.
    Buena semana.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Sandra, que cuentos más bonitos pones!!!! un beso gordo.

    ResponderEliminar