La caja vacía.Cuento para padres .

Hace ya algún tiempo un hombre castigó a su pequeña hija de tres años por desperdiciar un rollo de papel dorado para envoltura. El dinero le era escaso en esos días, por lo que explotó en furia cuando vio a la niña tratando de envolver una caja. 
A la mañana siguiente, la niña regaló a su padre la caja envuelta y le dijo: “Esto es para ti, papito”. Él se sintió avergonzado, pero cuando abrió la caja y la encontró vacía, otra vez gritó con ira: “¿acaso no sabes que cuando se le da un regalo a alguien se supone que tiene que haber algo dentro?” 
La pequeña volteó hacia arriba el rostro y con lágrimas en los ojos dijo: “¡Oh, papito, no está vacía! Yo soplé un montón de besos dentro de esa caja y todos son para ti”. 
El padre se sintió morir, rodeó con sus brazos su pequeña  hija y le suplicó que lo perdonara. 
Dicen que el hombre guardó esa caja dorada cerca de su cama por años y que siempre que se sentía derrumbado, tomaba de ella un beso y recordaba el amor que su hija había depositó ahí. 
De alguna forma cada uno de nosotros hemos recibido alguna caja llena de amor incondicional y de besos de nuestros hijos, amigos, familia...
Nadie poseerá jamás un propiedad más grande.
Autor desconocido. 

Las personas adultas nos hemos olvidado del mundo infantil, de sus particularidades, de nuestros propios sentimientos de la infancia.

No reparamos que cada ser humano tiene formas creativas de actuar que muchas veces no comprendemos. Y cuando algo nos molesta lo desaprobamos  sin intentar entender ni reflexionar.

¿Cuántas veces reprendemos a las niñas y niños, o a otras personas, antes de detenernos a averiguar con serenidad cuáles fueron sus intenciones, sentimientos y pensamientos?

Quizás los niños saben mejor que los adultos el verdadero valor de las cosas y no su precio...Ya lo dijo el Principito : " Lo esencial es invisible a los ojos".


17 comentarios :

  1. ¡Cuánta razón tienes!Por cierto, la historia es preciosa.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yo Li por tu visita y comentario.
      Besitos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Pilar.Que linda sorpresa tu visita!

      Eliminar
  3. Me ha encantado este cuento.
    Gracias Sandra.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos Marisa por pasar a leer.Me alegra que te haya gustado.
      Besitos.

      Eliminar
  4. Maravilloso!
    Lo esencial es invisible a los ojos....
    Besos soplados muchos querida Sandra Luz.

    ResponderEliminar
  5. Mil gracias Adri.Más besos soplados para vos.

    ResponderEliminar
  6. Un lindo cuento, siempre es bueno escuchar a los peques y no precipitarse y regañarles por lo que hacen.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mirian,los niños siempre nos sorprenden...
      Besitos.

      Eliminar
  7. ¡Qué preciosa historia, Sandra!!Gracias por compartirla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Anabel.Me alegra que te guste.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Un cuento hermoso del que todos debemos aprender. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños siempre nos dejan bellas enseñanzas.Gracias por tu visita Eva.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Me alegra que te guste.Gracias por tu visita Daiana.

      Eliminar