Un cuento para trabajar la inteligencia emocional: La camisa del hombre feliz.

Cuento La camisa del hombre feliz
Ilustración: Jaimegrafick

“La camisa del hombre feliz”. 


Cuento tradicional ruso recogido por León Tolstói (1828-1910). 

Un rey que estaba siempre sumido en la tristeza dijo: 
- ¡Daré la mitad de mi reino a quien me cure! 
Entonces todos los sabios se reunieron y celebraron una junta para sanar al rey, pero no encontraron ningún remedio. Uno de ellos, sin embargo, declaró que sí era posible curar al rey. 
-Si sobre la tierra se encuentra un hombre feliz -dijo-, quitadle la camisa y que se la ponga el rey. Con esto estará curado. 
El rey hizo buscar en su reino un hombre feliz. Los enviados del soberano exploraron todo el país, pero no pudieron descubrir a un hombre feliz. No encontraron a nadie contento con su suerte. Uno era rico, pero estaba enfermo; otro gozaba de salud, pero era pobre; el que era rico y sano se quejaba de su mujer; otro de sus hijos. Todos deseaban algo.  
Una noche, el hijo del rey, al pasar por una pobre choza, oyó que alguien exclamaba: 
-¡Gracias a Dios he trabajado y he comido bien! ¿Qué me falta? 
El hijo del rey se sintió lleno de alegría. Inmediatamente mandó que le llevaran la camisa de aquel hombre, a quien a cambio se le entregaría cuanto dinero exigiera.  
Los enviados se presentaron a toda prisa en la casa de aquel hombre para quitarle la camisa. Pero el hombre feliz era tan pobre que no tenía camisa. 

COMO TRABAJAR EMOCIONES  PARTIR DEL CUENTO

Desde el punto de vista lingüístico, el cuento lo utilizamos fundamentalmente para desarrollar la comprensión y la expresión, el aprendizaje de nuevo vocabulario y la utilización del diálogo como medio de intercambio comunicativo. Por otra parte el lenguaje es el mejor medio de expresión para extraer y transmitir los valores y emociones que encierra este relato identificando situaciones que nos pueden producir tristeza y también la emoción contraria, en este caso, la alegría. 

 Entre las actividades sugeridas podemos destacar:

• Diálogos sobre el cuento: el niño/a dialogará con la maestra/o y otros niños/as y se expresará libremente sobre el cuento, argumento, personajes,etc. Qué sentimientos y emociones le sugiere.

 A través  de diversas técnicas como las de Rodari, estimular la creatividad e imaginación como por ejemplo:
  • Equivocar historias: se trata de cambiar personajes situaciones de la historia.
  • Imagínate que el rey es feliz porque conoce a la bella durmiente.
  • Imagínate que no encuentran al hombre de la camisa de la alegría.
  • Imagínate y describe la familia del rey.
  • Imagínate y describe la casa del hombre de la camisa feliz.
  • Que pasaría sí no encontraran la camisa del hombre feliz.
  • ¿Qué harías si fueses el rey? ¿Qué harías si fueses el hombre de la camisa feliz?
  • Cuento al revés. Vamos a contar un cuento donde el rey es feliz, porque tiene la camisa de la alegría y es un aldeano el que no es feliz.
- Actividades de investigación´
  • Pensar cómo ponemos la cara  cuando estamos tristes o contentos, describir postura  del cuerpo,de los ojos, boca, si se sonrojan las mejillas, si hay o no lágrimas.
  • Observar fotos de personas alegres y tristes. Los niños identifican cómo se siente esa persona, y realizan hipótesis de porqué se sentirán así.
  •  Preguntar a los niños cuándo se sienten felices y cuándo se sienten tristes.
Elaborar un listado:
Me siento feliz cuando...
Me siento triste cuando...
  • Preguntar qué hacen cuando se sienten tristes o alegres, cómo reaccionan por ejemplo:
Cuando estoy triste: lloro, me quedo solo, me abrazo a mi peluche preferido, se lo cuento a mamá/papá
Cuando estos alegre: salto, me río, se lo cuento a otros.
-Actividades de expresión
  • Dibujar  caras que representen esas dos emociones . Previamente se puede ensayar en un espejo caras de tristeza o alegría, hacerles observar la postura de la boca, de los ojos. 
  • También se les pueden sacar fotos a los niños poniendo caras alegres o tristes.
  • Jugar a ponerle colores y otras cualidades a la alegría y la tristeza
¿De qué color imaginamos la alegría? ¿a qué huele? ¿que gusto y textura tiene?
¿Y la tristeza?
Proponer dibujarlas.
-Actividades en las que participe la familia.
  • Elaborar un libro viajero con el “La camisa del hombre feliz” e invitar a las familias a que dibujen su propia camisa de la felicidad ( incorporando colores, inscripciones, estampas, que representen la alegría)  
  • Elaborar el libro viajero de la alegría: en donde los padres redactarán situaciones en donde sus hijos  y/o familias se han sentido felices.

Fuentes consultadas:
https://emocionateconellos.wordpress.com/
Revista digital ENFOQUES EDUCATIVOS Nº 13 1/05/2008


16 comentarios :

  1. No lo conocía, gracias por compartir este trabajo tan completo.
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Blanca, yo lo descubrí hace poco nevegando...
      Besitos

      Eliminar
  2. Un trabajo estupendo, querida Sandra. Además es un cuento del que todos deberíamos aprender, los pequeños y también los mayores. Un beso muy grande y que tengas un año muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pilar!! Te deseo lo mejor para este año.Un gran abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Sandra:
    En mi blog O recuncho das fadas tienes un premio esperándote. ¡Te lo mereces!!! Espero que te guste.
    http://orecunchodasfadas.blogspot.com.es/2016/01/premio-bor-litarcihis-blogger.html
    Un abrazo.
    (Y me miro esta entrada con lupa porque le voy a sacar partido. Gracias)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Anabel, iré a buscarlo en cuanto pueda.
      me alegra mucho que pueda servirte esta entrada.
      Besitos.

      Eliminar
  4. Un cuento excelente para niños y "grandulones"
    Un abrazo querida Sandra.

    ResponderEliminar
  5. Un lindo cuento para tratar las emociones, muchas gracias por todas las actividades me gustaron todas y especialmente la de dibujar la camisa feliz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Mirian. La inteligencia emocional, un tipo de inteligencia que raras veces se la tiene en cuenta en la escuela y tiene tanto peso como otras inteligencias...
    Buen fin de semana.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. No conocía este cuento, Sandra. Me gusta mucho. Gracias por compartirlo, amiga. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, me alegra que te haya gustado.
      Buena semana.
      Besitos.

      Eliminar
  8. He encontrado la entrada de tus mandalas y he puesto un enlace en mi blog a la sala amarilla.
    Gracias, un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Blanca!Recién acabo de dejarte el enlace porque no había leído este comentario.
      Gracias!!

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Muchas gracias Mónica por tu visita.
      Saludos

      Eliminar