Los miedos y las fobias en los niños.


Por la Lic. Graciela Wajner de Porcelli Plussi

Los miedos y las fobias  representan una forma de malestar psíquico en el niño.

¿A qué llamamos miedos?

Es un efecto penoso que se produce en presencia de un objeto de existencia real y que el niño correcta o erróneamente considera peligroso.
El miedo a algo real se considera una puesta en marcha de mecanismos de conservación de la persona, por  lo tanto es saludable que exista. La ausencia absoluta de miedos entre los dos y cinco años tiene un significado patológico pues indica que el niño se expone a la vida con sus peligros sin protección de ninguna especie, lo cual nos hace suponer que existe algún problema específico.
Este mecanismo natural de protección se establece particularmente frente a lo desconocido.


Los miedos arcaicos

Son normales y aparecen en todo niño en su evolución.
Comienzan al séptimo y octavo mes con el miedo a los extraños. Esto indica que el niño no posee aún la posibilidad de dominar la angustia vinculada a impresiones desconocidas. Su aprehensión del mundo exterior es imperfecta, está dominada por fenómenos de generalización, de acercamiento, de transformación que irán desapareciendo con la puesta en marcha de un pensamiento más racional y lógico.
Esta inmadurez del aparato psíquico produce en los primeros años: miedo a la oscuridad, a la soledad, al trueno, a los extraños... que irán desapareciendo a los cinco años.

Según la respuesta a los miedos arcaicos que encuentre el niño en su entorno familia, éstos cederán paulatinamente o quedarán incorporados como un aspecto de su personalidad.
El miedo arcaico permanece como nocivo cuando alguno de los padres posee una estructura de personalidad que avala y sostiene activa o pasivamente (con sus propios miedos) la reacción del niño.

La actitud del adulto es paralela a la del pequeño.
También resulta perjudicial que el adulto presione o fuerce al niño a enfrentar el objetivo temido
"para que se le pase" ( por ejemplo introducirlo al agua abruptamente).

¿A qué llamamos fobia?

Cuando el miedo se produce sistemáticamente en presencia de un objeto o de una situación más o menos precisa. Además hay un componente de angustia e inihibición que no se encuentra habitualmente en los miedos.

Es una reacción desmedida de miedo ante un objeto preciso o una situación específica, por ejemplo: presencia de un perro, aunque objetivamente sea inofensivo.

La fobia es el resultado de la puesta en marcha de  mecanismos de desplazamiento, proyección y focalización de la angustia hacia el exterior.

Posibles manifestaciones fóbicas : banales o neuróticas


Naturaleza de los objetos o situaciones

-Animales: ratones, arañas, serpientes, perro, lobo, etc.

-Elementos naturales: agua, viento, truenos, relámpagos, fuego, etc.

-Paisaje urbano: ascensor, grúa, coche, camión.

-Personajes: figuras desconocidas, "barbudos", hombre de la bolsa, médico, dentista, enfermero.

-Personajes míticos: monstruo, fantasma, ogro.

-Situaciones: soledad, oscuridad, un determinado lugar de la casa, el pasillo, las alturas, el vacío.

-Enfermedades: miedo al contagio, a la suciedad, a los microbios.

-Escuela: no pueden entrar ni permanecer en ella.

Las fobias banales no son invasoras , no dificultan la actividad del niño, desaparecen rápidamente.
La fobia neurótica es permanente, no cede e interfiere en las actividades normales del niño.

¿Cuándo la maestra debe advertir a los padres?
  1. Cuando el niño no toma ninguna precaución frente a posibles peligros. Ejemplo: cruzar la calle sin atender las indicaciones de la docente, subirse a juegos riesgosos sin límite.
  2. Cuando se produce una reacción de pánico descontrolado ante un mismo estímulo. Por ejemplo: cercanía de un perro o quedarse solo.
Sugerencia a los padres:
  1. Ser comprensivos y tranquilizadores, no angustiarse a la par del niño.
  2. No amenazar al niño con enfrentarlo al objeto o situación que produce miedo. Jamás arrrojarlo a enfrentar el conflicto cuando el pequeño se angustia. 

Más consejos:

(Extraído de   http://www.psicodiagnosis.es/areageneral/losmiedosinfantiles/index.php)

-Una forma muy eficaz de actuar es mediante el modelado. Uno de los padres puede efectuar la conducta temida (por ejemplo estar en la habitación a oscuras) para enseñar al niño que no sucede nada. No obstante, el modelado es más eficaz cuando el modelo es de la misma edad del niño.


-Evitar siempre ridiculizar al niño por sus miedos, en especial, delante de sus compañeros. No reírse de él, no castigar ni sermonear. La atención debe estar dirigida a las posibles soluciones no a las consecuencias punitivas.

-Evitar el visionado de películas, juegos o actividades que comporten violencia, miedo o terror. Procurar que las personas de su entorno no lancen mensajes amenazadores (si no comes llamaré a....; si no te portas bien se lo diré a.....). No se trata de aislar o sobreproteger al niño. Hasta cierto punto el niño debe ir integrando las diferentes emociones y el miedo forma parte natural de nuestra vida desde el inicio. No obstante, siempre será de gran ayuda que estas emociones estén reguladas por el consejo y el acompañamiento de los padres.

-Puede resultar también útil, según el caso, la introducción de alguna técnica de relajación.

- Cuando los miedos son más severos, persistentes y alteran significativamente el funcionamiento del niño en su entorno familiar, escolar o social, podemos encontrarnos con trastornos que ya no formarían parte del ciclo evolutivo “normal” sino que deberían ser objeto de tratamiento especializado (fobias específicas, trastornos de ansiedad u otros). Ante cualquier duda consulte con un profesional de la salud.

Quizás también te interese:

¡Los miedos afuera! Proyecto para el aula.


      24 comentarios :

      1. Sandra, que completa entrada, muy interesante felicidades!! la verdad es que es un tema que si no es bien tratado puede tener consecuencias en la vida adulta.

        Un beso enorme,

        ResponderEliminar
      2. Muy buenas ideas para tratar en la escuela y, sobre todo en casa.
        Un besazo

        ResponderEliminar
      3. Hola Sandri! Realmente interesante esta entrada de hoy. Los miedos y las fobias son muy comunes en la etapa infantil y es importante saber cómo actuar frente a niños con miedo.
        Sirven mucho todos los consejos que nos diste y las pautas para darnos cuenta si existe temor por parte de los chicos o alguna reacción fuera de lo común.

        Un beso enorme!

        Feliz miércoles =)

        ResponderEliminar
      4. Sandra, me parece una entrada muy interesante y con muy buenas pautas para profesores y padres. En los niños pequeños, el miedo aparece en multitud de ocasiones, es muy importante observar y analizar a qué tienen miedo y actuar en consecuencia.
        Un biquiño.

        ResponderEliminar
      5. Hola Sandra!! Una entrada completa y muy importante. Saber todo lo que describiste ayuda en la crianza de los niños, así como en el comportamiento de los maestros. No dudo de que el tuyo es excelente. Sos mi seño preferida.
        Un beso gigante

        ResponderEliminar
      6. Sandra gracias por tu información. Todos los papás deberían leer esta entrada.
        Besosss

        ResponderEliminar
      7. Sandri que buen material ...Puede estar a disposición de los padres en una biblioteca ambulante ...
        Besos

        ResponderEliminar
      8. Sandra!! excelente!! pero como hago yo para superar!! sufro de aracnofobia!!!! besosssss

        ResponderEliminar
      9. Gracias Olga! Coincido con vos, muchas fobias que padecen los adultos se deben a sucesos no bien tratados en la infancia.
        Besos!

        ResponderEliminar
      10. Gracias Pilar!Es cierto, es un tema que deben conocer y manejar los padres y nuestro deber como docentes es informar y acompañar.
        Besitos!

        ResponderEliminar
      11. Gracias Berenice! Me alegra que te hayan gustado los consejos.Para ayudar a los niños y los padres debemos estar bien informadas.
        Besitos!

        ResponderEliminar
      12. Gracias Ana! Siempre es bueno detectar un problema a tiempo,de ahí nuestra gran responsabilidad,debemos ser buenas observadoras y estar bien informadas.
        Besitos!

        ResponderEliminar
      13. Gracias Gabi, por tus palabras , por tu cariño ,tus "mimos"

        Besitos!

        ResponderEliminar
      14. Gracias Norma por valorar esta nota.
        Besitos!

        ResponderEliminar
      15. Gracias Vivi!! Qué buena idea!!
        Besitos!

        ResponderEliminar
      16. Ay Mariela, a esta altura yo te recomendaría una consulta profesional y mientras tanto... que tengas siempre un raid a mano!!

        Besitos!

        ResponderEliminar
      17. Excelente entrada Sandra.

        que bueno que se toquen e investiguen èstos temas por parte de los educadores.

        Felicitaciones.

        Ademàs en muchas ocasiones los maestros detectan este tipo de sìntomas antes que los papis.

        Mil besos.

        ResponderEliminar
      18. Gracias Adri.Es cierto, los papaás muchas veces no se dan cuenta o lo toman como algo natural en el niño.

        Besitos!

        ResponderEliminar
      19. Me gusta tu espacio, me gustan tus fotos, me encantan tus juegos, y el color de tu blog.

        La nieta de Chomp....besitos

        ResponderEliminar
      20. Que dulce es tu nieta Chomp.
        Un beso enorme para ella ♥♥

        ResponderEliminar
      21. que gran pedagoga que sos maravilla de persona lastima qeumuchas veces son muy desaprovechadas personas como vos y hay cabezas huecas en el miniteerio de educacion

        mejor me callo saludos amiga y buen fin de semana

        ResponderEliminar
      22. hola sandra! me encanta tu espacio es muy completo siempre me has ayudado ademas de darme muy buenas ideas. Necesito tu ayuda sabes que me pidieron actividaes para niños de 3años sobre "cerca-lejos" y "4 y 5", tengo algunas ideas pero me parece que me estoy complicando mucho, es la primera vez que voy a trabajar sola en una salita y no quiero arruinarlo. bueno espero recibir pronto una respuesta tuya. Desde ya muchas gracias!!

        ResponderEliminar
      23. Gracias Maribel!!Escribeme a mi correo y te mando algunos recursos para trabajar esos temas.

        Besitos!
        salaamarilla2009@gmail.com

        ResponderEliminar
      24. Muchísimas gracias por sus consejos! Tengo un niño de 6 años que es sumamente nervioso y ansioso, debido a mi gran sobreprotección en el pasado, Decidió entrar a una escuelita de futbol, y al 5 entrenamiento cambiaron el lugar de entrenamiento, y no hubo caso que quisiera entrar, ya que era un local cerrado y nos dijo que le dio mucho temor, a veces veo que el miedo lo paraliza en muchas cosas, y no quiero que crezca así y más que se que yo tengo gran culpa de eso por toda la sobreprotección a que lo sometí. Muy buen blog! Bendiciones!

        ResponderEliminar