3 feb. 2010

Martín Pescador , un juego tradicional.


Martín Pescador es otro juego tradicional muy divertido y que  además puede ser incorporado en el Jardín de Infantes para trabajar nociones matemáticas de correspondencia, orden y cantidad, incluyendo cuantificadores (más que, menos que, tantos como).


Participantes:
Mínimo 5 niños. Máximo, no existe.

Elementos: Ganas de divertirse, niños y lugar amplio.

Procedimiento:
Se eligen dos niños que se ponen en secreto el nombre de una fruta cada uno (o un color, un gusto de helado, etc.) y se toman de las manos con los brazos en alto, formando un arco o puente. Los restantes, arman un tren (tomándose de las manos, de los hombros o cintura) , pasan bajo el puente mientras cantan: 

"Martín Pescador,
¿me dejará pasar?"

A lo que responden los del puente:
"Pasará, pasará,
pero el último quedará".

Al pasar el último, los niños bajan los brazos y lo apresan entre ellos, formulándole la pregunta:

"¿Qué fruta te gusta más, pera o manzana?".

Según la respuesta, el niño "prisionero" se toma de la cintura de la "fruta" elegida o de último "prisionero".
El juego continúa hasta que todos los niños queden atrapados en el puente,y el lado que más chicos tenga ganará el juego.

También puede finalizarse el juego con una cinchada, haciendo que los dos grupos se tomen de las manos y tiren en sentido contrario para decidir quién será el ganador.



¿Cómo enseñar a los niños este juego?

El Martín pescador es un juego difícil de explicar verbalmente.
Este tipo de juegos demanda “Mostrar cómo”: exige jugar y explicar al mismo tiempo.
Esta es una posible forma de enseñar el Martín pescador:

  • La maestra organiza el juego sin explicar demasiado: lo enseña jugando.
  • Los niños van dándose cuenta de cómo se juega en el devenir del juego.
  •  Van progresando en el dominio a medida que el juego se desarrolla y repite.

A veces los maestros pensamos que la “explicación” del juego es central y que recién podemos ir a jugar cuando ya se explicó.
Enseñar a jugar jugando es un excelente modo de inclusión del juego en la educación inicial.



Se pueden ver  más detalles de la enseñanza de este  juego en la escuela en el siguiente documento:

Cómo trabajar contenidos matemáticos con Martín Pescador 

Antes de terminar el juego y cuando  todos los niños sean capturados se procederá a comparar los equipos y hacer las estimaciones:  ¿ qué equipo tiene más jugadores? ¿ qué equipo tiene menos jugadores? ¿cómo podemos comprobarlo sin contar?
Una posibilidad es que se enfrenten los dos equipos y se den las manos ¿cuántos niños quedaron sin darse las manos? ¿cuántos niños más  se necesitan para que todos se den las manos?

Otras versiones de Martín Pescador

En España este juego se conoce con el nombre de "Pase misí , pase misá" o "Tris tras"
El procedimiento es parecido pero se utiliza otra canción y no queda atrapado el último niño de la hilera.
Los niños se toman de la cintura para formar una hilera  o se disponen sueltos y van pasando por debajo del puente mientras cantan la siguiente canción:

“Pase misí,
pase misá,
por la Puerta de Alcalá,
los de adelante corren mucho,
los de atrás se quedarán
tris tras”.

A la voz de “se quedarán”, bajan sus brazos capturando a una/o de la fila a quien le preguntan por ejemplo qué color prefiere. Según la respuesta se sitúa detrás de la/el jugadora/or a quien pertenece dicho color. Cuando ya han sido capturados todos los participantes, se traza una raya en el suelo, en medio de los dos equipos, y cada uno de ellos debe tirar hacia atrás intentando que el equipo contrario traspase la línea. El equipo que logra hacer que pase la línea el contrario, será el vencedor.

ANÉCDOTA: El nombre del juego es probable que proceda de una lectura errónea de la palabra francesa “monsieur” y de la feminización de ésta.


Otra variante del juego en México: La víbora de la  mar

También en este juego el procedimiento es similar pero va acompañado de la siguiente canción:

A la víbora, a la víbora de la mar,
por aquí pueden pasar
los de adelante corren mucho
los de atrás se quedarán
tras, tras, tras .

Una mexicana que frutos vendía,
ciruela, chabacano, melón o sandía.
Una mexicana que frutos vendía,
Ciruela, chabacano, melón o sandía.

Verbena, verbena, jardín de Matatena.
Verbena, verbena, jardín de Matatena.
Campanita de oro, déjame pasar,
con todos mis hijos, menos el de atrás,
tras, tras, tras, tras.

 Será melón, será sandia,
será la vieja del otro día,
día, día, día, día.

Se eligen dos del resto de las participantes, se colocan frente a frente , suben los brazos y entrelazan las manos por sobre sus cabezas, de tal forma que semejan un arco bajo el
cual tienen que pasar sus compañeros de juego. Estos se organizan en una fila india, se agarran por los hombros y de esta manera caminan con pasitos cortos, cuyo ritmo lo marca el arrastrado de
los pies que se apaga un poco cuando  entonan a una sola voz el siguiente estribillo:

“A la víbora, a la víbora de la mar,
por aquí pueden pasar
los de adelante corren mucho
los de atrás se quedarán
tras, tras, tras ...”

La palabra tras, se repite por un tiempo indefinido en el cual crece a cada momento la expectación de los jugadores, cuyas miradas se dirigen hacia los brazos alzados que en el momento menos pensado puedan abatirse sobre uno del los niños o niñas y hacerla prisionero.

En efecto, caen los brazos y toman uno, quien separado del grupo, es llevada aparte para hacerle una pregunta: “¿Con quién te querés ir, con la piña o con la manzana?”; el capturado ignora cuál de sus dos captores representa a una de esas frutas; la interpelada piensa un momento y puede decir: “con la piña”, y la que representa a esa fruta responde: “a pues, ponete atrás de mí”.
Continúa el juego, Se decide cambiar nombre y puede escoger otros frutos o toman cosas contradictorias como: la luna y el sol, el ángel y el diablo, el día y la noche, el blanco y el negro... Así es que en un mismo juego se puede cambiar tres veces los nombres.
Paulatinamente, la cola  disminuye y las que se forman detrás pueden crecer uniforme o no; en el caso de que haya igual número  a ambos lados y solo queda uno por apresar, el bando que tenga más gana.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE:

LA RAYUELA

JUEGO DE PALMAS

EL ELÁSTICO

14 comentarios:

  1. holaaa!!

    me ha encantado este enlace. Me ha recordado un juego de mi niñez.

    Soy española y como muy bien has dicho nosotros cantábamos el "pase misi.."

    besooosss

    ResponderEliminar
  2. Hola Sandra!! No me acordaba de este juego!! Pero ahora me lo trajiste y con él un montón de recuerdos hermosos. Hermoso post amiga.
    Besossssss

    ResponderEliminar
  3. Hola Evuska!Gracias por tu comentario.
    Besitos argentinos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Gabriela!Me estoy entusiasmando demasiado con este tema.Ayer me puse a recordar otro juego que me había enseñado mi papá, se hacía con un hilo atado en las manos y es impresionante como fuí recordándolo haciéndolo con mi hija!Como vos decís afloran un montón de recuerdos.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Me recordaste mis juegos de infancia. Que maravilla!!!!!

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Salvador!
    Un gusto tenerte por aquí.

    ResponderEliminar
  7. Me encanto que difundas los juegos, es esencial que los niños y los grandes no perdamos el vinculo con lo ludico!
    Y en la escuela primaria se ha perdido bastante.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Thiada!Estoy totalmente de acuerdo con lo que decís.Gracias por pasar!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  9. buenas nochess Sandra que tengas un bello Jueves, te dejo muchos besitossssssssss

    ResponderEliminar
  10. Buenas noches Sandra!Besitos y que pare la lluvia!!!

    ResponderEliminar
  11. me encanto leer este posteo... me hiso acordar mucho a mi ninez.
    estoy estudiando maestra y para el cole estamos haciendo una recopilacion de canciones de rondas infantiles...

    muchas gracias! segui trabajando para los mas pequeños

    Chechu
    Argentina

    ResponderEliminar
  12. Hola me gustaria q incorporen en los juegos estructura profunda y superficial como tambien sus variantes. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mercedes, gracias por tu inquietud, la tendré en cuenta.

      Eliminar