Como trabajar las máximas de San Martín en la escuela.


*Entrada actualizada

Si hay un prócer que identifica a los argentinos, ése es José de San Martín, el Libertador. No es casual que en la enorme mayoría de los pueblos y ciudades de nuestra patria, la avenida principal lleve su nombre.

Considerando el hecho de que San Martín, además de ser el Padre de la Patria, fue un padre de familia, creemos que es relevante contarles a los niños la historia de este gran hombre a través de las máximas, haciendo un paralelo con aquellos consejos, valores que dan los padres a sus hijos al igual que San Martín dio a su hija Merceditas.
Además, en las salas diariamente se trabaja con las normas de convivencia que involucran los vínculos sanos entre los pares, familia e institución, el respeto hacia los demás, el cuidado personal.

POSIBLES ACTIVIDADES

Luego de presentar la historia de San Martín a los niños se hará hincapié en las máximas. Tendremos que explicarles que una máxima es un consejo para que tengamos una vida mejor y nos llevemos bien con las personas que nos rodean.

Una vez finalizada la presentación de las mismas se contarán, cuantas son.

Se elegirá diariamente una de ellas para trabajarla con juegos dramáticos, obras de títeres, películas, diapositivas, trabajos con las familias en los hogares, etc. Para que puedan comprender su significado se asociarán con ejemplos significativos y acordes a su nivel de entendimiento.

Se invitará a que realicen dibujos representativos para cada una de ellas. Con ellos se podrán elaborar afiches que servirán para exponer en la sala o usarlos de decoración para el momento del acto .

Se hará participar a las familias enviándoles estas máximas -que no han perdido vigencia- y sugiriéndoles que agreguen  un consejo de vida para sus hijos.
Los textos elaborados podrán ser leídos en el momento del acto, expuestos en una cartelera y/o guardados en la carpeta de cada niño como recuerdo.

También podrán hacerse talleres con los papás para reformular las máximas a la actualidad, organizar recolección de juguetes, de útiles escolares y libros escolares para  donar a instituciones carenciadas .


LAS MÁXIMAS A MERCEDITAS

En 1825  José de San Martín redactó once máximas para su hija Mercedes Tomasa de San Martín, que tenía entonces 9 años. Quiso de esta manera contribuir a que Merceditas (que 2 años antes había quedado huérfana de madre) lograra alcanzar la felicidad en su vida.

1.- Humanizar el carácter y mostrarse sensible aun con los insectos.

2.- Amar la verdad y odiar la mentira.

3.- Cultivar la buena amistad y la confianza, uniendo el respeto.

4.- Saber guardar los secretos que nos confía un amigo.

5.- Ser caritativa con los pobres y con los que tienen alguna pena.

6.- Ser tolerante con las ideas y las creencias de los demás.

7.- Ser dulce y amable con los criados, con los necesitados y con los viejos.

8.- Amar el aseo y la natural compostura, y despreciar el lujo.

9.- Ser formal en la mesa.

10.- Hablar poco y lo preciso.


OTRA FORMA  DE EXPLICAR LAS MÁXIMAS DE SAN MARTÍN A LOS NIÑOS

Podemos presentar  las máximas y su significado a través de una dramatización o teatro de títeres, en donde el propio San Martín es el encargado de explicarlas con palabras más sencillas a su hija Merceditas.

En el blog Discreto Encanto encontré un texto teatral que puede resultar muy útil:  http://discretoencanto.blogspot.com.ar/

Encontrarás las máximas y otras imágenes de San Martín en el siguiente enlace:  https://picasaweb.google.com/salaamarilla2009/SANMARTIN/


Entradas relacionadas:


Más enlaces con proyectos e ideas:

Burbujitas
Cuentos de Tihada
Mis proyectos


La Princesa Plastilina. Vídeo canción


Esta dulce canción es un regalo para todos los niños y los grandes con alma de niño...
Fernando Crayones es su autor y ha elegido a Mi Sala Amarilla para presentarla.
La princesa Plastilina encierra una tierna historia de amor. Amor sincero, transparente, sencillo y verdadero, como el que saben ofrecer los pequeños.
Sus personajes y escenarios están hechos de materiales que los niños conocen muy bien, porque forman parte de sus juegos, en donde no existen fronteras entre lo real y la fantasía .  

Agradezco a Fernando su gran generosidad por compartir una vez más sus creaciones en esta página.

Los invito a ver su vídeo:


Algunas sugerencias para trabajar con la canción:
  • La maestra presenta a los niños una pequeño cofre o caja  en donde está guardada una princesa hecha en plastilina, similar a la que aparece en el vídeo. La princesa sale de la caja y para contarles su historia que está encerrada en una canción.
  • Se los invita a los niños a escuchar con mucha atención. Luego explicarán entre todos lo que se cuenta en la canción.
  • Se harán preguntas para que describan a los personajes y otros elementos que aparecen en la canción, que  nombren los diferentes materiales con que están hechos.
  • Podrán recrear la historia armando con los mismos materiales a los personajes y escenarios.Luego jugarán con ellos mientras se escucha la canción.
  • Otro día representarán ellos mismos la canción. Los niños y niñas elegirán diferentes roles :  princesas (con coronas de papel)  unicornios (con bonete a modo de cuerno), caballos ( con orejas de cartulina enganchadas en una vincha), príncipes (con pañuelos a modo de capa) , lluvia ( con brazaletes que tengan tiras de papel celofán). Se podrá armar un castillo con cajas (que será fácil de desarmar ), siluetas de corazones con sogas y flores con aros.


Otras creaciones de Fernando Crayones en Mi Sala Amarilla:

Bienvenidos al Jardín.Cuento
Juan y los ovillos.Cuento
Saludo y poesía perruna


Poesías y mensajes para el día del niño



Somos los que nos dormimos con un cuento.
Los que pensamos que el cielo cabe en una nube.
Los que sabemos que para hacer los pájaros
se eligen los mejores trozos de libertad.
Los que nos sabemos vender sonrisas
ni tragarnos el llanto.
Somos la esperanza. Eso dicen.
Somos los de las eternas piruetas,
los de las palabras sin sentido,
los de los chistes inocentes.
Somos los pequeños payasos, que reímos
porque la vida nos hace cosquillas,
Somos niños.
¡Regálennos un mundo de paz y amor!

Elsa I. Bornemann