16 jun 2020

María Catalina, la mujer que confeccionó la primera bandera argentina

María Catalina Echevarría, según una pintura de Noemí Faura.

Todos los 20 de junio se honra al creador de nuestra bandera nacional, Manuel Belgrano, con motivo de su paso a la inmortalidad, por lo que se repite su nombre y se cuenta su historia.
Pero todos los 20 de junio se olvida decir otro nombre: el de María Catalina Echevarría, la responsable de confeccionar aquel primer paño celeste y blanco.

Doña María Catalina Echevarria de Vidal nació en Rosario, un 1 de abril de 1782, hija de padres vascos, al quedar huérfana fue adoptada por la familia de Pedro Tuella. Se casó con Juan Manuel Vidal con quien decidió vivir en una casa contigua a sus padres adoptivos para prestarles los cuidados necesarios. Su hermano, Vicente, era amigo de Belgrano ,  por eso cuando el prócer llegó  en 1812 a  Rosario, se hospedó en su casa, desde donde comandaba la organización de las baterías que bautizó libertad e independencia para observar las tareas de fortificación en la barranca y la isla.
Para inaugurarlas, Belgrano organizó una ceremonia patriótica que no se podía concebir sin bandera. En una nota, Belgrano comunicó que “siendo preciso enarbolar bandera, y no teniéndola, la mandé hacer blanca y celeste conforme a los colores de la escarapela nacional”.  Por este motivo le encargó a María Catalina su confección,  quien junto a la ayuda de otras vecinas cuyos nombres, una vez más, han quedado en el olvido , tomando materiales de la tienda de los Tuella, cosió los paños y les puso hilos de oro dando nacimiento a la primera Bandera de la Patria . Fue

María Catalina Echevarría no sólo confeccionó la enseña patria. También asistió a la ceremonia de jura, a orillas del Paraná, a pesar de que no era común que las mujeres participaran en ceremonias militares.

Un vitraux en la Catedral rosarina recuerda la primera jura. A la derecha se ve a María Catalina.


El diseño de esta primera enseña, según se cree, era de dos franjas horizontales blancas en los extremos y una franja celeste en el medio.

Luego de caer derrotado en Vilcapugio en 1813, y mientras reagrupaba a su ejército en el pueblo de Macha -hoy territorio de Bolivia-, Belgrano ordenó ocultar la bandera.
En 1885 fue hallada en la capilla de Titiri. Actualmente permanece en el museo “Casa de la Libertad”, en Sucre  y existe  una réplica autenticada en el Monumento a la Bandera.

Doscientos años después de aquella gesta, una placa colocada en el pasaje Juramento, a metros del Monumento Nacional a la Bandera, se convirtió en el primer recuerdo formal que se le tributa a Echevarría de Vidal en su ciudad natal.
María Catalina Echevarria.
Retrato real en su ancianidad

"Esta mujer que fue invisibilizada por la historia merece también que se la conozca y se la reconozca como a tantas mujeres porque ellas también hicieron la patria y son parte de la formación en la construcción de la argentinidad. La mujer además de poner el cuerpo en las guerras de la independencia puso también las manos en las agujas, y tomando el calificativo que lo otorga O’Donnell, como lo hizo María Catalina, la zurcidora de América".Prof. Liliana Maurilli

Fuentes consultadas:
http://www.radiocordial.
https://www.unosantafe.com.ar/
https://elmilenio.info/
...............................................................................................................................................
Relato de una costurera

“Me llamo Clarisa Guerrero viuda de Guevara, soy muy pero muy viejita, pero todavía guardo muchísimos recuerdos de la época que me tocó vivir, de los momentos que vivió el país en guerra, del hambre, del miedo, pero también de los buenos amigos, como María Catalina. 
María Catalina Echeverría de Vidal vivía al igual que yo, en la Capilla del Rosario del pago de los Arroyos. Ahora mi bisnieta le dice simplemente Rosario, pero antes, cuando había más tiempo, pronunciábamos el nombre completo.
En esa época, por el año 1811, las mujeres nos ocupábamos de todas las cosas de la casa, del cuidado de los hijos y de obedecer al marido. Todas cosíamos nuestra ropa, lavábamos los trastos en el río Paraná y planchábamos todo con un hierro caliente.
Pero María hacía algo mejor que todas nosotras: sabía bordar como ninguna. Es por eso que el general Belgrano, luego de asesorarse, le pidió a ella que bordara la celeste y blanca que por primera vez se izó frente a los soldados en las baterías de Capilla del Rosario del pago de los Arroyos (y bueno, yo le sigo diciendo así…)
El general fue muy claro: “Quiero, doña Catalina, una bandera con los colores de la escarapela. Los colores del cielo fueron tomados para evocar el manto de la Inmaculada Concepción de la Virgen. Esos colores, también, eran los que había elegido la casa de Borbón, de la cual forma parte el rey prisionero Fernando VII”.
Catalina me contó que trabajó durante todo el día, y también durante toda la noche a la luz de la velas.
El 27 de febrero de 1812 se la entregó tempranito: “Aquí está, mi general”.
“Gracias, doña Catalina”-dijo Belgrano emocionado.
En la nueva batería, a la que Belgrano inauguró con el nombre Independencia, hizo formar a sus soldados. Un sobrino de Catalina que formaba parte del ejército contó que Belgrano ordenó a la tropa jurarle fidelidad a la bandera diciendo: “Juremos vencer a los enemigos interiores y exteriores, y la América del Sur será el templo
de la independencia y de la libertad”.
Así fue cómo Capilla del Rosario del pago de los Arroyos (yo me niego a decirle Rosario) llegó a ser una ciudad muy famosa, ya que venía gente de todas partes a conocer el lugar donde la celeste y blanca flameó por primera vez…”

Méndez, Laura, Las efemérides en el aula. Buenos Aires, Novedades Educativas, 2005, p.138.
...............................................................................................................................................

Publicación relacionada:

10 comentarios:

  1. Siempre me admira como tratáis a vuestros ancestros y a vuestra bandera, en España decir bandera da terror y llevarla en algún sitio visible es para que te peguen o te traten de fascista, sin más ni más. Tenemos tanto que aprender!!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Blanca, no todo es color de rosa y todos tenemos que aprender.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Esta mujer que fue invisibilizada por la historia merece también que se la conozca y se la reconozca como a tantas mujeres porque ellas también hicieron la patria y son parte de la formación en la construcción de la argentinidad.
    ¡Mujeres trabajadoras y valientes!

    Un abrazo, Sandra.

    ResponderEliminar
  3. Una mujer admirable, esta entrada es un homenaje a su gran contribución para la patria, que no quede invisible.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Con todo mi respeto a usted me atrevo a formular mi humilde opinión. Las banderas son símbolos , representan algo, en este caso , representan la Patria ¿ y que es la Patria ? la Patria es el otro, mi semejante , mi pueblo. La bandera no se debe idolatrar pero si respetar pues es el símbolo que nos identifica , que representa nuestra cultura, nuestro sentir, nuestro lugar entre los diferentes pueblos y culturas del mundo. La bandera de mi Patria no es la mejor , NO HAY UNA BANDERA MEJOR QUE OTRA NI UN PUEBLO SUPERIOR A OTRO , no es la mejor pero es la mía , la de mi Patria. Por ello es que hay una diferencia entre venerar , respetar a nuestra bandera y la idolatría . la idolatría nos conduce al fanatismo y la irracionalidad y por ende al fascismo más repugnante y dañino. En mi Patria Argentina , en la Ciudad de Rosario se construyo un enorme monumento no solo a la bandera Argentina sino a las banderas de todos los pueblos del mundo . Pués TODOS SOMOS HUMANOS Y HERMANOS... me despido con una frase con la que comencé LA PATRIA ES EL OTRO ( el otro , ese hermano /a que menos tiene y merece todo mi sacrificio para ayudarlo. Mi saludo a usted Balnca B.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Luis Alberto, gracias por dejar tu opinión. Me quedo con tu frase "La patria es el otro" y estoy de acuerdo con que la bandera no se debe idolatrar , es un símbolo que nos identifica y por lo tanto debemos enseñar a los niños a respetarla.

      Eliminar