26 nov. 2018

La Resiliencia. Proyecto para Nivel Inicial


¿Quién no tiene o ha tenido problemas, situaciones adversas, dificultades, a veces terribles? ¿Y quién
no ha salido de una u otra manera de estas situaciones difíciles? ¡a veces más con más fuerzas!
Pues hay una capacidad que nos permite salir airosos de estas situaciones, y esa capacidad se llama
resiliencia.
La resiliencia nos permite “resistir, tolerar la presión , los obstáculos y pese a ello hacer las cosas correctas, bien hechas, cuando todo parece actuar en nuestra contra” .

Actualmente se reconoce la necesidad de fortalecer y  desarrollar la capacidad resiliente de los niños y niñas, para que puedan resistir a las dificultades que les depara la vida. Fortalecerlos es informarlos, formarlos, favorecer las vivencias de cada etapa de crecimiento, físico y psíquico, sin apurar sus tiempos y conociendo sus potencias y  fortalezas innatas. Y acercarlos a través de diversos modos , técnicas, en el conocimiento de sí mismos.

Desde Mendoza,Valeria Gonzalez, docente de J.I.N 0-120 “Sin Nombre”, nos comparte un  interesante proyecto que trabajó para fomentar la resiliencia en su sala de 4 años, a partir de cuentos y el trabajo integrado con las familias.

PROYECTO “NIÑOS RESILIENTES Y FELICES”




FUNDAMENTACIÓN

Los niños pequeños enfrentan a diario distintas situaciones que impactan en sus emociones y muchas veces no están preparados para expresar sus ansiedades y temores.

No obstante, los adultos podemos enseñarles a adaptarse y superar las adversidades, brindándoles las herramientas necesarias para que desarrollen su capacidad de resiliencia, que es la capacidad para superar una situación adversa y salir fortalecidos de experiencias difíciles. A medida que afirmen esta habilidad, les será posible desarrollar fortaleza interior y afrontar con seguridad y esperanza los reveses de la vida…

Es importante educar a nuestros niños esta aptitud desde pequeños, para que puedan mejorar su aprendizaje y concretar vidas plenas y felices.

Se pretende con este proyecto que los niños y sus familias se involucren con esta temática a través de libros de cuentos que traten distintos aspectos de la resiliencia: Actitud positiva, Adaptación a los cambios, Autoestima, Autonomía, Creatividad, Convivencia escolar (bullying), Seguridad en uno mismo, Vínculos seguros; logrando el diálogo y la reflexión de las historias escuchadas y leídas, con la finalidad de formar niños resilientes, con la habilidad de analizar y afrontar sus propios retos con alegría y determinación, para que sean plenamente felices.

Aspectos de la Resiliencia que se trabajarán:
  • Actitud positiva: En el libro “Una torta de cumpleaños”, una cariñosa tortuga, para hacerle un regalo muy especial a su abuela, deberá atravesar algunos obstáculos…
  • Adaptación a los cambios: En el libro “Una mudanza inesperada” a un ratoncito aventurero le encantaba el lugar donde vivía, pero un día tuvo que mudarse…y todo cambió para él.
  • Autoestima: En el libro “El desafío de Morita” una tierna ranita desea ganar un campeonato de salto, aunque con sus cortas patitas le parezca imposible…
  • Autonomía: En el libro “Rayos y relámpagos” un simpático monito, a pesar de su temor a los relámpagos, una tarde de tormenta tuvo que enfrentar sus miedos.
  • Creatividad: En el libro “Un baño divertido” una graciosa ardillita mojaba toda la casa cuando se bañaba, hasta que la mamá se enojó…¿qué habrá hecho entonces?
  • Convivencia escolar (Bullying): En el libro “Abran la puerta” un panda bonachón recibe malos tratos de sus compañeros ¿podrá cambiar su situación?
  • Seguridad en uno mismo: En el libro “Una vuelta en el cielo” un pequeño gorrión tiene el sueño de hacer piruetas, aunque todavía no logre volar…
  • Vínculos seguros: En el libro “Un conejo valiente” un miedoso conejito no quería salir de su casa…hasta que pudo hablar de sus temores con su mamá.
→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→
 Los libros pertenecen a la Colección Leo Y Aprendo. Desarrollar Fortalezas. Grupo Clasa, podrán acceder a los textos de cada historia  en el siguiente enlace: https://drive.google.com/drive
         →→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→→
OBJETIVOS
  • Lograr la participación de los niños en la lectura de los libros propuestos.
  • Incentivar  el diálogo y la reflexión de las familias con sus hijos a partir de los cuentos relacionados con el tema.
  • Elaborar producciones escritas y plásticas abordando la temática.
ACTIVIDADES
  • Se leerán a los niños distintos  libros por mes. de un aspecto de la resiliencia.
  • Se harán renarraciones con ayuda de imágenes del libro y producciones en la carpeta.
  • Se entregará a las familias la historia trabajada con los niños, para que la lean a sus hijos y logren una reflexión sobre la misma. Como también se les dará una pequeña guía con valiosos consejos para formar niños resilientes.
  • Las familias deberán realizar una reflexión escrita sobre lo leído en la casa para llevarla al Jardín.
  • Las producciones serán leídas en la sala a todos los niños y se guardarán en una carpeta literaria de la sala.
RECURSOS: 
-Materiales:
8 libros de cuentos ilustrados de la Colección Leo Y Aprendo. Desarrollar Fortalezas. Grupo Clasa,  papeles, carpeta, etc.
-Humanos:
Niños, docente, familias

TIEMPO:
Septiembre-Noviembre

EVALUACIÓN
Observación directa
Lista de control


CONSEJOS PARA PADRES
La resiliencia es la capacidad para superar una situación adversa y salir fortalecidos de experiencias difíciles. Se construye desde la infancia a partir de estimular determinadas actitudes, sentimientos y pensamientos que conforman la personalidad. Si educamos a los niños en la resiliencia, podrán enfrentarse a las adversidades y aprender de las mismas.
 
¿Cómo fomentar la resiliencia en  tu hijo? 
➽ 1. Incítalo a satisfacer sus necesidades
A muchos padres les gustaría tener a sus hijos a buen recaudo dentro de una caja de cristal y encargarse de proveerles de todo lo que necesiten y quieran. Sin embargo, cuando el niño alcanza cierto grado de autonomía, los padres deben abandonar su rol de proveedores y asumir el papel de facilitadores. Esto significa que aunque te sigas preocupando por el bienestar de tu hijo e intentes allanarle el camino, también debes dejar que resuelva algunos problemas por sí solo. Ten en cuenta que, tarde o temprano, tendrá que enfrentarse al mundo exterior solo, y la mejor estrategia para cuidar de sí mismo consiste en prepararle para que se convierta en una persona independiente.

➽ 2. Permítele que encuentre las respuestas por sí solo
Tener siempre todas las respuestas, no motivará a tu hijo a esforzarse por aprender. A veces puedes facilitarle algunas respuestas, pero en ocasiones es mejor que le motives a que se esfuerce para encontrarlas. De esta manera, le enseñas que su opinión es importante, lo cual no solo le hará ganar en autoconfianza sino que también fortalecerá su autoestima. Además, al instarlo a encontrar por sí solo las respuestas a sus dudas estarás estimulando su capacidad para resolver problemas y su pensamiento lógico, lo que le permitirá convertirse en una persona autosuficiente y capaz de gestionar su vida.

3. Enséñale a perseverar en sus propósitos
Las personas resilientes se caracterizan por su perseverancia y tenacidad. Una persona resiliente sabe muy bien a dónde quiere llegar y lucha por conseguirlo. Por eso, es importante que le enseñes a tu hijo desde pequeño a establecer sus metas y objetivos de forma clara y a trazarse un plan para alcanzarlos. También debes enseñarle a adaptar sus planes a las nuevas circunstancias para que en vez de aferrarse a una idea sea capaz de reestructurar sus metas y el camino que debe seguir. Si no se queda atrapado en una única solución o plan, el universo de oportunidades que se abrirá ante él será mucho más amplio.

4. Anímalo a resolver los problemas por su cuenta
Resolverle todos los problemas a tu hijo no es la mejor estrategia para enseñarle a ser autónomo y prepararlo para las adversidades de la vida. Así solo lo conviertes en una persona dependiente e incapaz de gestionar los conflictos. La solución no es resolver los problemas en su lugar sino ofrecerle las herramientas que necesita para que pueda solventar las dificultades con sus propios recursos. Por tanto, cuando tenga que enfrentarse a un conflicto, ofrécele solo algunas pistas, pero deja que encuentre el camino de forma independiente.

5. Enséñale a gestionar sus emociones
Aprender a identificar las emociones y, sobre todo, a gestionarlas es uno de los pilares fundamentales de la resiliencia. Se trata de que el pequeño sea capaz de lidiar con sus emociones y que aprenda a regularse antes de que estas escapen de su control. Una estrategia excelente consiste en enseñarle herramientas de autorregulación y control emocional, como los ejercicios de respiración, contar hasta 20 o 30 y distanciarse de la situación en el momento oportuno.

👉 Otra guía para padres:  https://www.childwelfare.gov/
Enlaces relacionados:


4 comentarios:

  1. Saber seguir a flote superando los distintos obstáculos que la vida nos va presentando es vital para continuar en la brecha.

    Una entrada perfecta. Llena de buenas proposiciones y consejos que todos, profesionales y familias, debemos seguir.

    Querida amiga, sentir que el océano es como un charquito es lo que me acerca a ti.

    Mil abrazos muy, muy cariñosos. (Gracias por tus palabras en mi blog, eres un poco exagerada).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Blanquita!!
      Te quiero y te admiro desde el otro lado del charquito.
      Un abrazo gigante.

      Eliminar
  2. ¡Me encanta la entrada, Sandra! Necesitamos plantar la semilla de la resilencia en los niños/as para que puedan fortalecerse y solucionar las situaciones adversas que seguramente tendrán que vivir.
    Buena semana.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Anabel , me gusta la metáfora, debemos sembrar esas semillas en los niños.
      Otro gran abrazo.

      Eliminar