5 abr. 2019

El árbol de los pájaros: Juego de conteo y correspondencia.


Esta  propuesta lúdica “El árbol de los pájaros” tiene como objetivo  que los niños logren leer la constelación de los puntos del dado (esto es, que puedan identificar cantidades organizadas según una particular configuración espacial) y que identifiquen la ficha que tiene tantos pájaros como el dado indica (esto es posible porque los pájaros están ordenados en la ficha de la misma manera que los puntos de la constelación de los dados). Luego de este proceso de identificación la idea es que los chicos logren ubicar la ficha en su lugar correspondiente en el árbol-tablero. En este sentido, el juego ofrece a los niños la posibilidad de iniciarse en la comparación de cantidades ya que se trata de encontrar la ficha con tantos elementos como los que indica el dado. De este modo, la atención de los chicos se concentra en la construcción del concepto de “relaciones de equivalencias” expresadas a través de la siguiente consigna: Tienen que buscar la ficha que tenga tantos pajaritos como indica el dado.
Los niños resolverán esta comparación según sus posibilidades; a partir de sus conocimientos, de la oportunidad que tengan de explorar, probar, escuchar y mirar lo que hacen sus compañeros, etc. Los procedimientos que suelen aparecer con más frecuencia son los siguientes: correspondencia término a término, conteo y percepción global.
  

Materiales
a) Dos tableros con la imagen de un árbol, uno para cada jugador. El árbol está provisto de nidos que poseen representaciones de distintas constelaciones de los dados (véanse las láminas que adjuntamos).

b) Fichas. Cada una reproduce en alguna de sus caras alguna de las constelaciones del dado y en la otra la misma cantidad de pájaros. Por ejemplo la ficha que contiene 4 puntos, en su reverso tiene 4 pájaros organizados de la misma forma que los puntos.

c) Un dado con constelaciones.

Cantidad de jugadores: 2 o 4.

Organización del grupo para jugar
• Opción 1: cada niño con un tablero y sus 24 fichas.
• Opción 2: en parejas, con un tablero cada dos niños y 12 fichas cada uno.

Reglas
 • Se trata de un árbol lleno de nidos pero sin pájaros. El ganador será aquel que logre colocar todos sus pájaros (las fichas) en estos nidos.
 • Se reparten las fichas y los tableros. A cada jugador o pareja de jugadores le corresponde 12 fichas (2 fichas de 1 pajarito, 2 fichas de 2, así hasta 6) y un tablero.
• Las fichas se colocan frente a cada jugador o jugadores con la cara de los pájaros a la vista (véase nota).
• Cada jugador o parejas de jugadores, en su turno, tira el dado y toma la ficha correspondiente a la constelación que haya salido en el dado. Luego deberá colocarla en uno de los nidos de su tablero-árbol. Por ejemplo, si el jugador obtuvo un 3 en el dado, deberá tomar la ficha de 3 pajaritos y colocarla en el “nido” de 3 puntos.
• El juego finaliza cuando uno de los dos jugadores o una de las parejas haya completado su tablero.

Nota: Las fichas tienen en su reverso la representación de la constelación del dado correspondiente a la cantidad de pájaros. Si bien el juego no prevé el uso de esta cara, suele ser útil para los chicos, dado que la utilizan para apoyar su conteo y corroborar su elección. Aunque en esta propuesta no planteamos su uso en el reglamento del juego, dejamos abierta la posibilidad de que sea utilizada tanto informalmente por los niños como a partir de alguna sugerencia del maestro.


Descargar  tablero y fichas en el siguiente enlace: https://drive.google.com/file/


Para tener en cuenta 

Acerca de enseñar las reglas 
Por un lado, es conveniente dar a conocer las reglas del juego en una instancia grupal y en ronda para que todos los niños puedan ver el tablero, las fichas y darse una idea global del juego. Para esto, es fundamental que los niños tengan acceso al material que utilizarán, o sea, que lo puedan tocar, explorar, asociar a otros juegos conocidos, comentarlo, etcétera. Por otro lado, para explicitar las reglas se puede proponer una partida entre los niños bajo nuestra orientación o bien jugar nosotros mismos con algún alumno. De este modo, se familiarizarán con el objetivo del juego. En esas jugadas de “muestra” es importante que el docente explique con claridad qué vale y qué no y que destaque con precisión cómo se gana, es decir, cuándo se termina una partida. De todos modos, recordemos que los niños comprenderán mejor estas reglas cuando jueguen con sus compañeros, ya que estas no se conquistan instantáneamente sino a través de jugadas sucesivas. Por lo tanto, proponemos favorecer estas aproximaciones al juego en diversas oportunidades, y ofrecer el tiempo necesario y el permiso para que los chicos aprendan las reglas mientras las usan.

 • Acerca de la organización del grupo para jugar
 Luego de esa explicación colectiva podemos repartir el material para cada pareja de niños o bien organizarlo para jugar en los pequeños grupos. Los chicos podrán ir a los lugares de juego –como las mesas de las salas, el sector de juegos tranquilos, el piso o el patio– inmediatamente después de escuchar las reglas. Es conveniente que las primeras jugadas sean de a dos. Luego, a medida que los chicos van dominando el juego, se puede agrandar el grupo de jugadores. Una vez iniciado el juego, es recomendable observar si los niños comprendieron globalmente las reglas sin tomar en consideración si cometen o no errores en cuanto a la selección de la ficha adecuada. Lo importante es que los chicos estén interesados en el juego, que se genere un clima distendido donde puedan expresar sus emociones –de alegría o de enojo– y que cuidemos este momento para que deje la marca de una buena experiencia lúdica.

Fuente:
Números en juego. Serie Cuadernos para el aula : Nivel inicial -  Buenos Aires : Ministerio
de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación, 2007.

Otro juego con tablero:
La carrera de la liebre y la tortuga

13 comentarios:

  1. Un juego muy interesante, Sandra. ¡Parece muy divertido! Muchas gracias por compartirlo.
    Buen finde.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anabel, me alegra que te guste.
      Feliz sábado.
      Besitos.

      Eliminar
  2. ¡Qué chulo Sandra! ¿Es elaboración tuya? Enhorabuena. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Lola, lo he rescatado de un documento viejo del ministerio de educación, se llama "Números en juego"
      Besitos

      Eliminar
  3. ... Lo importante es que los chicos estén interesados en el juego, que se genere un clima distendido donde puedan expresar sus emociones –de alegría o de enojo– y que cuidemos este momento para que deje la marca de una buena experiencia lúdica.

    Éste último párrafo es la frutilla del postre.
    Gracias Seño Sandra por ésta entrada tan interesante y creativa.
    Besos y feliz comienzo de Abril.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Adri por detenerte en ese párrafo en donde faltaría agregar también "que la maestra esté igual de interesada y entusiasmada por presentarles el juego".
      Feliz sábado y feliz comienzo de Abril.
      Besitos.

      Eliminar
  4. ¡Un magnífico trabajo, Sandra! Es un material muy bueno y una entrada completísima, como siempre son las que haces. Muchas gracias por tu trabajo. Un abrazo grande y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar, pero debo aclarar que yo no inventé el juego por eso coloco al final la fuente de donde lo saqué.
      Besos y feliz sábado.

      Eliminar
  5. Me gusta, me lo quedo. Gracias, cielo. Una portada preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te lo lleves Blanca, así estamos a mano, con tantos recursos que me he llevado de tu blog.

      Eliminar
  6. Siempre es muy importante la organización del juego y las reglas claras.
    Saludos.

    ResponderEliminar