La historia de Kafka y la Muñeca.

Un año antes de su muerte, Franz Kafka vivió una experiencia muy insólita. Paseando por el parque Steglitz, en Berlín, encontró a una niña llorando desconsolada: había perdido su muñeca.
Kafka se ofreció a ayudar a buscar a la muñeca y se dispuso a reunirse con ella al día siguiente en el mismo lugar.
Incapaz de encontrar a la muñeca compuso una carta “escrita” por la muñeca y se la leyó cuando se reencontraron:
- “Por favor no me llores, he salido de viaje para ver el mundo. Te voy a escribir sobre mis aventuras ...“- Este fue el comienzo de muchas cartas.
Cuando él y la niña se reunían, él le leía estas cartas cuidadosamente compuestas de aventuras imaginarias sobre la querida muñeca . La niña fue consolada. Cuando las reuniones llegaron a su fin, Kafka le regaló una muñeca. Ella obviamente se veía diferente de la muñeca original . Una carta adjunta explicó:
-" mis viajes me han cambiado … " -
Muchos años más tarde, la chica ahora crecida, encontró una carta metida en una grieta desapercibida dentro de la muñeca. En resumen, decía: 
- "Cada cosa que amas, es muy probable que la pierdas, pero al final, 
el amor volverá de una forma diferente"- .
Kafka y la Muñeca... la omnipresencia de la pérdida. May Benatar.

Esta  conmovedora historia ha sido recreada por otros escritores, entre ellos Paul Auster en su novela The Brooklyn Follies.
Allí Auster nos detalla  como Kafka conmovido por la pérdida, redacta la primera carta ficticia que
lee en voz alta a la niña. La muñeca lo lamenta, pero se ha cansado de vivir con la misma gente todo el tiempo. Quiere a la niña, pero necesita -le dice- un cambio de ambiente, ver el mundo, tener amigos nuevos.

Durante tres semanas, día por día, Kafka se empeña en describirle a la niña la historia de la muñeca que ha surgido de su mente. A medida que transcurren las cartas, y sin dejar de recordarle cuánto la quiere y extraña, el retorno de la muñeca se va convirtiendo cada vez más en un imposible. Está en un país cada vez más lejano, y con el agregado de que ha conocido a un novio, con el que está por casarse.

En la carta final de la muñeca a la niña, le dice que durante un tiempo largo no podrá seguirle escribiendo, porque los preparativos para su casamiento le demandan mucho tiempo y se le tornará imposible. Pero que no se olvide cuánto la quiere y cuanto la extraña.

Así Kafka , transformado en un “cartero de muñecas” logra que la niña pueda despedirse de su muñeca sin que la separación fuera tan súbita, como sí lo había sido su misteriosa desaparición.Ante la pérdida que la realidad le ocasiona, le ha dado una bonita historia a cambio.

 El catalán Jordi Sierra i Fabra también aborda esta historia en el libro Kafka y la muñeca viajera. Desde su peculiar y enternecedor punto de vista él da vida y voz a la niña, a la que ha llamado Elsi, y a su muñeca viajera, de nombre Brígida.

Otro relato de aquella experiencia, en la que Franz Kafka se transformó en un mago de la palabra para una niña desconocida de la que jamás volvió a saberse nada, como tampoco de aquellas cartas que constituyen uno de los misterios más hermosos de la narrativa del siglo XX.

Este vídeo de El Club de Lectura en Red recrea  algunos de los  mágicos rincones que visitó Brígida, la incansable muñeca  que viajó por los cinco continentes y sus cartas son el testimonio…



Si la historia es verdadera o es ficción es un detalle menor. Porque  la belleza reside en  la ternura de su trama y su mensaje. La niña , en su proceso de crecimiento, aprende que es posible afrontar una pérdida. El amor siempre estará presente y podrá transformarse...
¿A dónde habrán viajado nuestras muñecas de la infancia?

Fuentes consultadas
http://artepolitica.com/comunidad/kafka-y-la-muneca-viajera/
http://www.lanacion.com.ar/807433-la-muneca-de-kafka
http://www.revistaenie.clarin.com/literatura/
https://bibliotecaescolartomasmorales1.wordpress.com/

12 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Gracias Mariela.Cuando la descubrí me gustó tanto que quise investigar más.
      Cariños.

      Eliminar
  2. ¡Maravillosa entrada! me emocioné con cada palabra, seguro el amor siempre vuelve aunque se pierdan cosas. Hermoso mensaje.
    Besos y Feliz Verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mirian. A mi también me emocionó la historia, por eso quise compartirla .
      Un beso grande.

      Eliminar
  3. ¡Que historia más bonita y entrañable! No la conocía y me ha encantado. Has hecho un extraordinario trabajo de recopilación. Te felicito. Un beso muy grande, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar, ¿viste que hermosa historia? yo tampoco la conocía.Gracias a Anita la descubrí y ahí empezó mi búsqueda para conocer su autor.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  4. hola!!! me hicieron llorar internamente respirar profundo quedarme helada por unos momentos llorar exteriormente gracias en verdad!!! una perdida es dificil cuando no se acepta... y mas cuando se niega no he sabido sobrellevar la mia al 100% pero esta historia me hizo sentir calma... no se si sea parte emocional o de trabajo pero me hizo remover y sentir ligero alivio... gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Lau! Gracias por tu comentario.Me alegra que te haya conmovido este relato y a la vez te haya ayudado.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Hola Sandra! Tu post me pareció precioso y, por otro lado, me emocionó mucho. Y, cuando el corazón experimenta una nueva emoción jamás regresa a su estado anterior. Te agradezco mucho por compartirlo en la red. Lo guardaré en mi barra de favoritos. Cariños. Patricia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia! Muchas gracias por visitar mi blog y dejar tan bellas palabras.
      Me alegra mucho que te haya gustado y movilizado este relato.
      Un beso grande.

      Eliminar