Historia de Rosario Vera Peñaloza, la maestra de la Patria.


Rosario Vera Peñaloza, una destacada educadora argentina, quien fuera llamada por sus pares "la maestra de la Patria ", buscó a lo largo de su trayecto docente la coherencia entre la pedagogía y la práctica del aula con propuestas reformistas y novedosas.
Su gran preocupación, la educación de la primera infancia y la formación del docente, hicieron que el Nivel Inicial considerara a la fecha de su fallecimiento, el 28 de mayo, como el día de los Jardines de Infantes.

Rosario Vera Peñaloza nació el 25 de diciembre de 1873 en un pueblo de La Rioja llamado Atiles. Sus padres fallecieron siendo ella muy pequeña, por lo que quedó al cuidado de su tía materna, quien le enseñó las primeras letras. Estudió en San Juan, La Rioja y Paraná, donde finalizó el profesorado en 1894 y obtuvo el título Superior de Enseñanza. Además estudió trabajo manual, dibujo y pintura, modelado, tejido de telares, corte y confección, grabado, ejercicios físicos y artes decorativas.

Su enorme amor por el aprendizaje fue el mismo que la llevó a dedicar toda su vida a la enseñanza.

En 1900 fundó el primer jardín de infantes argentino, como anexo a la Escuela Normal de La Rioja. Luego haría lo propio en Córdoba, Buenos Aires y Paraná, y comenzó a estudiar planes y elaborar programas de educación preescolar.

En 1931, el Consejo Nacional de Educación le encargó la formación del Primer Museo Argentino para la Escuela Primaria, que aún funciona en Buenos Aires.
Agregó a las salas del Museo elementos regionales como preparación de dulces, trenzados, danzas folklóricas, instrumentos musicales autóctonos.
Hoy el Museo, se halla organizado en 12 salas, en el primer piso del Instituto Bernasconi, en él se exponen materiales creados y elaborados personalmente por Rosario Vera Peñaloza.

Su brillante trayectoria la llevó a ocupar vicedirecciones y direcciones, en Escuelas Normales de La Rioja, Córdoba y Capital Federal, ascendiendo meritoriamente a la supervisión de enseñanza secundaria, normal y especial. También  recorrió el país impulsando la enseñanza popular y dictando conferencias y cursos para transmitir la utilización de las nuevas técnicas y para fundar bibliotecas.

Sin lugar a dudas, el avance de los jardines de infantes en la Argentina se debió al impulso dado por Rosario Vera Peñalosa junto al grupo de maestras que la acompañaban.
No sólo fue difusora de los principios de Froebel y Montessori, sino que se dedicó a estudiarlos, compararlos y adaptarlos a la realidad argentina. Logró ensamblar la rigidez montessoriana con el excesivo simbolismo froebeliano.

Sus principales postulados fueron: la actividad creadora, lograr el conocimiento a través del juego y de la exploración, la agudización de los sentidos, la expresión oral a través de la narración creativa de los niños y de la literatura infantil, el uso de las manos como herramientas creadoras.

Para Rosario Vera Peñaloza, el juego en el jardín de infantes adquiere un valor de estrategia casi excluyente y lo confirma cuando dice : “ ...es así como trabajamos aunque parezca que jugamos”.

Consideró a la infancia como el tiempo por excelencia para la formación de los seres humanos, pensando más en el presente de esa infancia y convencida que ello brindaría instrumentos para afrontar dificultades futuras. Reconocía el valor del juego y la libertad como promotor del ocio creador.

Sus grandes obsesiones: La Reforma Escolar Argentina, los Jardines de Infantes y La Formación Docente consumieron su vida de investigación y práctica, ensamblando la ciencia y el espíritu desde la sagacidad analítica que caracterizó su pensamiento.

Su obra escrita se encuentra en: "El hombre que rehusó el Olimpo", "Los hijos del sol", "Historia de la Tierra", "Un viaje accidentado", "Cuentos y Poemas" y "Pensamientos breves sobre juegos educativos".

Cuando cumplió las bodas de oro (50 años) como docente, sus colegas, alumnos, ex alumnos y amigos (de nuestro país y de los países vecinos) le ofrecieron un gran homenaje y le regalaron un libro con dedicatorias y firmas encabezado con el siguiente texto: "A Rosario Vera Peñaloza, espíritu superior, noble y generoso, mujer abnegada y educadora ejemplar, que se ha dado y se da por entero a la educación sin reparar en sacrificios y sin esperar recompensa".

 El 28 de mayo de 1950 falleció, a los 77 años. En su homenaje, esa fecha fue declarada Día Nacional de los Jardines de Infantes...

¡Bienhaiga! niña Rosario
todos los hijos que tiene,
¡millones de argentinitos
vestidos como de nieve!
¡millones de argentinitos
vestidos como de nieve!
Con manos sucias de tiza
siembras semillas de letras
y crecen abecedarios
pacientemente maestra.
Yo sé los sueños que sueñas
Rosarito Vera, tu vocación,
pide una ronda de blancos delantales
frente al misterio del pizarrón.
Tu oficio, que lindo oficio
magia del pueblo en las aulas.
Milagro de alfarería
sonrisa de la mañana.
Palotes, sumas y restas
tus armas son, maestrita,
ganando mansas batallas
ganándolas día a día.

Rosarito Vera, Maestra.
 Letra: Félix Luna
Música Ariel Ramírez.

20 comentarios :

  1. Gracias por la información, Sandra. Es un bonito homenaje. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga por interesarte en nuestra historia.
      Un beso grande.

      Eliminar
  2. Excelente homenaje!
    Gracias Sandra por compartir con nosotros ésta interesante entrada.
    Me encantaron éstos versos.

    ...

    Milagro de alfarería
    sonrisa de la mañana.
    Palotes, sumas y restas
    tus armas son, maestrita,
    ganando mansas batallas
    ganándolas día a día.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adri!!Me gusta mucho esa canción,
      Un beso grande.

      Eliminar
  3. una vida muy interesante. Gracias, Sandra, corazón. un beso con mucho cariño y mucha amistad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Blanca, Rosario era una maestra con todas las letras no hay dudas que su vocación guió toda su vida .
      Muchos cariños.

      Eliminar
  4. ¡Qué lindo homenaje, Sandra! A personas como Rosario les debemos mucho como educadores, Nunca está de más recordarlas!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto lo que decís Anabel.Vale su recuerdo.Muchas gracias!!
      Un beso grande.

      Eliminar
  5. Hola. un homenaje precioso y muy sentido a una mujer irrepetible que lo dio todo en el mundo de la docencia. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta, es cierto, las maestras jardineras argentinas le debemos mucho a Rosario.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Me he quedado asombrada con los magníficos aportes de la MAESTRA DE LA PATRIA, hermoso homenaje, me gustó lo de de la actividad creadora y el aspecto lúdico. No cabe duda que la Educación Infantil tiene su magia y encanto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Mirian por tus lindas palabras.
      Un beso grande.

      Eliminar
  7. Gracias por la información.
    Un abrazo Sandra.

    ResponderEliminar
  8. Muy bonita historia, una persona ejemplar.

    Un abrazo con amor

    ResponderEliminar
  9. gracias por la informacion a mi me toco investigar para el profesorado .. y la verdad que lo que publicaron sirve mucho .. GRACIAS :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya servido.Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  10. ¡Bienhaiga! niña Rosario
    todos los hijos que tiene,
    ¡millones de argentinitos
    vestidos como de nieve!...
    Me emociona esta fecha, pues inicié mis primeros pasos en la docencia en mi amada escuela 17 "ROSARIO VERA PEÑALOZA" en mi ciudad natal de Lima, provincia de Buenos Aires.
    Atesora mi corazón los mejores recuerdos, mi formación docente acompañada y sostenida por una gran directora la Sra. Teresa "Tere" "Teresita" Brea...
    Gracias querida Sandra Luz por esta entrada que permitió recordar momentos imborrables de mi memoria...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos Noe por compartir tan bella historia.

      Eliminar
  11. 28 de Mayo: ¿Porque se celebra hoy el día de la maestra jardinera y de los jardines de infantes? En homenaje a Rosario Vera Peñaloza, quien, contrariamente a lo que muchos informan, no fue ni la primera maestra jardinera, ni fue quien fundo el primer Jardín de infantes del país y aquí va la aclaración: Rosario Vera Peñaloza, fue una maestra riojana que obtuvo el título de Maestra Normal en el año 1894 en la Escuela Normal de Paraná y tuvo una estrecha relación con Sarah Ecleston, quien sí fue la primer directora del PRIMER JARDíN DE INFANTES del país, o sea, el de la Escuela Normal de Paraná, fundado en la Presidencia de Julio Roca el 4 de Agosto de 1884.
    Rosario, mientras era alumna de la Escuela se interesó mucho por la educación de los niños pequeños y su estrecha relación con Sarah y las demás maestras del Jardín la llevaron a preocuparse por ellos. Una vez egresada, se capacitó en diferentes Institutos como el Bernasconi y regresó a su La Rioja natal donde inauguró el primer jardín anexo a la escuela Normal de esa ciudad. Siguiendo la pedagogía de Fröebel y Montessori, diseñó una serie de materiales para enseñar a los niños a través del juego.
    Sin dudas fue una docente que dedicó su vida a mejorar la calidad en la educación de los mas pequeños y vale el reconocimiento.
    Sólo me interesa que la información se difunda bien, porque las primeras maestras jardineras egresadas en 1888 del Profesorado Kindergartiano fueron entrerrianas y ellas son: Justa Gomez (de Nogoyá), María Errasquin (de Gualeguaychú) y Macedonia Amavet (de Paraná) quienes también fueron expandiendo el Nivel Inicial a lo largo y a lo ancho del País. A ellas también mi reconocimiento y PERDÓN por el olvido. (Texto propio- Fuente de los datos: archivo de la Escuela Normal de Paraná)
    Patricia Alvarez- Profesora de Educación Inicial- Docente del Jardín de Infantes de la Escuela Normal de Paraná.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Patricia por tu aporte y crítica a este documento. Consultaré otras fuentes para constatar estos datos y haré las modificaciones que sean necesarias

      Eliminar