La competición en los juegos


Yo así no juego más

Si el juego es una carrera
y sólo gana el que llega,
yo así no juego más.
 

Si por ganar no me importa
que vos te quedés sin torta,
yo así no juego más.
 

Si el juego es una pelea
y sólo gana el que pega
yo así no juego más.
 

Si estás jugando conmigo
y por ganar te lastimo
yo así no juego más.
 

Yo solo quiero jugar
porque me gusta encontrar
la risa que se perdió.
 

Yo solo quiero jugar
porque es la forma mejor
de dejar pasar el sol
 

¡No me quieran enseñar
cómo se debe jugar
que al juego lo inventé yo!



El uso de juegos de reglas es un recurso muy utilizado para la enseñanza de las matemáticas. Generalmente estos juegos presentan una competición entre varios jugadores, al final de la cual puede haber vencedores y vencidos o empate. Si bien la competición en el juego presenta utilidades didácticas muy importantes, su uso en el aula es objeto de algunas discrepancias.

La palabra "competición" está llena de connotaciones negativas y los docentes se preocupan por la rivalidad y los sentimientos de fracaso y rechazo que puede provocar.
Es necesario diferenciar la competitividad social  (y escolar) de la competición de los juegos.

*La competición en un juego no es para obtener algo, el interés está centrado en la acción misma.Por el contrario la competitividad fuera del juego se caracteriza por la obtención de ciertas recompensas (materiales,reconocimiento social, etc.).



*El uso de los juegos de competición no tiene nada que ver con el uso de prácticas competitivas dentro del contexto escolar. Otorgar premios o castigos para motivar a los niños a aprender dificultará el uso del juego en el aula de manera adecuada, además de que muchos alumnos acaban persiguiendo estas recompensas en lugar del placer intrínseco del aprendizaje. 


*En la competitividad social los competidores tratan de eliminarse de manera permanente mientras que en la competición de los juegos se es eliminado durante un período limitado, tras el que todo volverá a ser igual que al principio´.

Perder afecta cuando supone una degradación. Los maestros y maestras deben cuidar especialmente este aspecto. Ganar en juego no significa más que eso: ganar en un juego. Perder forma parte intrínseca del juego, además de ser bastante educativo. Ahora bien, el perdedor no es inferior ni incompetente.Con estos planteamientos absolutamente explícitos, los niños que sufran excesivamente perdiendo son aquellos que no explorarán actividades nuevas, lo que es imprescindible para poder aprender.


*En la competencia social no se acuerdan reglas antes de competir mientras que en los juegos las reglas se establecen al principio y si algún jugador no las cumple es rechazado.

El maestro o maestra no debe evitar los juegos de competición sino conseguir que los niños jueguen de una manera honesta.

Constance Kamii extrae algunos principios de enseñanza sobre la competición de los juegos en el aula:

Quitar importancia al hecho de ganar. 
Ganar es malo cuando no se sabe ganar, cuando el ganador muestra algún desprecio por el perdedor.También es frecuente ver a los adultos glorificando al vencedor. El docente debe minimizar la importancia de ganar desde el comienzo del juego. Ganar solo es importante dentro del juego nunca después.

Poner de manifiesto que no pasa nada si pierde. 
No basta con declararlo formalmente si luego el alumno observa que perder el juego lleva consigo algún tipo de consecuencia.La práctica cotidiana debe demostrar que perder en un juego solo es eso: perder en un juego.

Imaginemos el juego de las sillas, en el que los niños se mueven mientras suena la música alrededor de un circulo de sillas.Hay una silla menos que niños y cuando la música se para, los niños deben sentarse.Queda eliminado aquel que no se siente.Al eliminado le damos un instrumento de música, para que se incorpore a la orquesta encargada de hace la música. Esto puede suponer un buen ejemplo de práctica docente que ayudará a superar los temores a perder en un juego.

Permitir que los niños eviten la competición si no quieren.
Si nunca un juego debe ser una imposición, menos la competición.Competir es provechoso didácticamente si es voluntario.De todas maneras hay que decir que la mayoría de los niños obtienen placer poniéndose a prueba, por lo que compararse con los demás es bastante habitual. El rechazo a competir, siempre dentro de un juego por supuesto,desaparecerá si respetamos las observaciones expuestas antes.

Incorporar más elementos de azar.
 En los juegos puros de estrategia, la posibilidad de vencer depende de las habilidades de los jugadores.Muchas veces los niños rehúsan jugar si observan que han perdido repetidas veces. En ese caso puede dar buenos resultados incrementar el azar en el juego.

La competición en los juegos es inevitable, los maestros y maestras deben gestionarla adecuadamente, para que  proporcione múltiples efectos positivos en la enseñanza de las matemáticas.


La poesía  inicial de esta entrada puede ser utilizada para hacer reflexionar a los niños sobre las actitudes al jugar.

*¿Qué pasa cuando el juego es de "ganar"?

*Hacerles ver que todos pudieron ganar en algunos juegos y apuntar a que lo importante es jugar y divertirse.

*Que no hay que burlarse, ni enojarse.

*Tampoco hacer trampa para ganar.

*Incluir esto en las reglas de los juegos.

Fuentes:
Didáctica de las Matemáticas para Educación Infantil.María del Carmen Chamorro.Editorial Pearson Prentice Hall.

Yo así no juego más (Canción de la obra de teatro homónima, música de Litto Nebbia ,letra de Manuel González Gil)



10 comentarios :

  1. Qué buen tema Sandra !!..realmete es así ,la competencia está presente en la vida misma y en los juegos también, por eso desde pequeños hay que enseñarles que a veces se gana y otras veces se pierde .Es una tarea muy difícil pero no imposible .
    Me encanta como resaltas partes del texto con el fondo de otro color ..cómo se hace??
    Cariños maestra!... sos una genia ,siempre incorporando novedades.

    ResponderEliminar
  2. ´Podrás lograr que el que pierda no se sienta triste?' No sé, tendría que verlo; pero me parece que ES lo ideal, nadie es inferior . un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias Vivi! Es un tema polémico...
    En cuanto a tu pregunta de como resalto el texto,no es ninguna genialidad ,es muy simple,el nuevo editor de entradas de bloguer te da esa opción.
    Si no accediste a él podés hacerlo yendo a“Configuración” y “Básico”.
    Desplazarse hacia abajo hasta encontrar la opción “Seleccionar editor de entradas” y marcar “Editor actualizado” y no olvidarse de hacer click en “Guardar configuración”.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Drac! Quizás no podré evitar su frustración pero trataré que no lo afecte demasiado y le sirva como aprendizaje para la vida...

    Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Que maravilla Sandra Luz!

    Creo que la poesía lo dice todo!

    El juego antes que nada, hoy día es imposible no encontrarse con la competición, casi en cualquier ámbito, creo que con los niños hay que ser cuidadosos.

    Excelente!!!

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Sí Adri!,el juego ante todo.La competición es un tema delicado que hay que saber manejar muy bien cuando se trabaja con niños.
    Gracias!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Qué tema interesante SANDRA! La competencia aparece en todos los jardines, en todos los juegos, en todos los niños! Es importante saber cómo controlar la competición en los juegos, para que no se generen conflictos entre los niños. Me encantaron todas las ideas que diste para actuar como corresponde en esos casos.
    Y es muy cierto, no hay que dejar de realizar juegos de competición, pero sí saber manejar la situación en cada caso.

    Un abrazo enorme Sandri! Que tengas un hermoso día! =)

    ResponderEliminar
  8. Gracias Berenice por tu opinión!
    Que tengas felices sueños!
    Te dejo otro abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Sandra ya instalé el editor nuevo..besos

    ResponderEliminar