Canciones de brujas



AY BRUJA BRUJITA.Piojos y piojitos.Fito PÁEZ


Como barco a luz de luna
canto coplas con mis brujas.
Bailan sobre las terrazas
magas de satén y latón.

Y están en esta sala,
mis brujas siempre van donde voy
Y están en mi cabeza.
Y están en cada cosa que soy.

Mis brujas son feitas, blancanieves de ciudad
y agitan sus escobas a la hora de cantar

Como barco a luz de luna
canto coplas con mis brujas
duermen en Paris o en Salta
sobre alfombras o covachas.

Y están en esta sala
mis brujas siempre van donde voy
y están en mi cabeza
y están en cada cosa que soy
mis brujas son feitas, blancanieves de ciudad
y agitan sus escobas a la hora de cantar


Ay bruja, bruja, brujita, brujita

limpiando chimeneas desde adentro.

Canción para brujita en medianoche.



BRUJA LOCA



LA BRUJA CEREZA


La Bruja Cereza 
es la más traviesa; 
se queda en la cama 
y se despereza. 

Vuela por el cielo 
junto con su abuelo; 
hacen mil piruetas, 
comen caramelos. 

La Bruja Cereza 
es la más traviesa; 
salta por el patio, 
corre por la pieza. 

Con su escoba vieja, 
toda despareja, 
del piso y la alfombra 
la tierra despeja. 

La Bruja Cereza 
es la más traviesa; 
termina una cosa 
y después la empieza. 

Y por puro juego 
enciende un gran fuego; 
lo apaga primero 
y lo prende luego. 

La Bruja Cereza 
es la más traviesa; 
por ser la más bruja, 
¡por ser tan Cereza! 

Ya levanta el vuelo 
y allá, con su abuelo, 
se va por el aire, 
se va por el cielo. 

 Douglas Wright

MADAME MIM



El llavero de los duendes 

Érase una bruja enana que una noche vio pasar
en escoba a sus hermanas y un plumero fue a comprar.
Era un rey tan presumido que llamaban "Pesetón"
y a la bruja del plumero le propuso esta misión:
"Anda y acaba con la diversión,
al parque, candado, sin mas discusión.
¡Ponle candado. Ponle candado!" (¡Pum!)

Viene llegando el rey Pesetón... (pupupú, pupupú)
(le puedes tirar una cáscara de melón)

-Ábrete candado sin la bruja del plumero
que los duendes han dejado en mi parque su llavero.
Vienen magos, trovadores y también titiriteros.

El llavero ya está listo dijo el duende "Sabemás"
y después lanzó un chiflido avisando a los demás (fiufiu)
Que tareco tan gigante que lo carga solo un buey,
pero vamos adelante para destronar al rey.

A levantarle todos a la vez,
respiren profundo cuando diga "tres".
¡Manos arriba!, ¡Suban los brazos! (huyyyy)
(dieron un paso, pero al revés...
¡puchicu cuchu ay!
reguero de duendes al piso fue)

-Ábrete candado sin la bruja del plumero
que los duendes han dejado en mi parque su llavero.
Vienen magos, trovadores y también titiriteros.

Este cuento no termina porque siempre va a empezar
con la llave que imaginas cuando tu quieres pasar
y ese rey es mentecato porque le tocó perder
con figura de boniato cocinado desde ayer.

y...

-Ábrete candado sin la bruja del plumero
que los duendes han dejado en mi parque su llavero.
Vienen magos, trovadores y también titiriteros.

Yemi Figuerea




http://www.youtube.com/

Villancico de la bruja que quiso ver al Niño
Carlos Murciano
Del libro "La rana mundana" (Ed. Bruño)

Brújula, la bruja,
brujuleteaba
por el senderillo
que a Belén llevaba.

Pañoleta fina,
escobón pulido,
zuecos charolados,
corpiño florido.
Se atusa el bigote,
zalamero, el gato.
- María, tenemos
bruja para rato.

- Déjala que pase,
José, déjala.
Suena un caramillo:
do-re-mi-sol-fa.

Brújula, la bruja,
no dice palabra.
Ve al niño y se olvida
del abracadabra.

Hinca la rodilla
sobre el suelo frío.
Sus labios dibujan:
Dios mío, Dios mío.

Podrán escuchar una versión de este villancico con música en el siguiente enlace:
http://dondeestarapilar.blogspot.com.ar/

6 comentarios :

  1. El poema es tuyo, Sandra. Claro que lo puedes poner en tu blog, faltaría más. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que lindas las cansiones Sandrita
    te dejo muchos besitossssssssss
    y que tengas una linda semanaa

    ResponderEliminar
  3. Hola Sandra, trasteando he encontrado un Villancico a modo de poema que va de brujas:

    Villancico de la bruja que quiso ver al Niño

    Brújula, la bruja,
    brujuleteaba
    por el senderillo
    que a Belén llevaba.

    Pañoleta fina,
    escobón pulido,
    zuecos charolados,
    corpiño florido.
    Se atusa el bigote,
    zalamero, el gato.
    - María, tenemos
    bruja para rato.

    - Déjala que pase,
    José, déjala.
    Suena un caramillo:
    do-re-mi-sol-fa.

    Brújula, la bruja,
    no dice palabra.
    Ve al niño y se olvida
    del abracadabra.

    Hinca la rodilla
    sobre el suelo frío.
    Sus labios dibujan:
    Dios mío, Dios mío.

    ResponderEliminar
  4. He subido un vídeo de estos a mi blog ,tienes un blog totalmente mágico ,me gusta.
    Un abrazo,Isabel

    ResponderEliminar
  5. El villancico que "a modo de poema" incluye Raquel Vadillo, es un poema del libro "La rana mundana" (Ed. Bruño) y su autor es uno de los máximos representantes de la poesía para niños en España (Carlos es Premio Nacional de Literatura Infantil de 1982, entre otros muchos premios). Lástima que sus muchos libros sean difíciles de encontrar, sería absolutamente necesario recuperarlos. Cordial saludo, Julio Jiménez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aporte Julio.Incluiré el villancico en esta publicación.
      Saludos

      Eliminar