5 de Noviembre Día del Celador


Porteros, celadores, auxiliares, son distintos términos que usamos para referirnos a esas personas tan importantes en la vida de una escuela, que diariamente nos brindan su afecto y colaboración.Sin ellos no tendríamos el colegio tan   limpio, la merienda a tiempo y el timbre del recreo que nunca se olvidan. Son los que caminan día a día la escuela entera, marcando surcos de trabajo y de tesón.

No en todos los lugares de Argentina se tienen en cuenta esta fecha u otra para rendirles su merecido homenaje.Sé que las maestras de Mendoza,sí lo hacen y preparan actos para su festejo.

El origen del festejo

Por Resolución Nº 773 A de 1965, firmada por el entonces Director General de Escuelas, Osvaldo Moyano, se estableció el 5 de noviembre como fecha a celebrar el Día del Celador.
Según el documento citado, por iniciativa de la Sra. Eva Antonia Manzi, Directora de la Escuela 232 Martín Güemes de San Martín, solicitó la consideración de una fecha para la celebración del Día del Celador, dada la reciente canonización de Fray Martín de Porres, el santo mulato peruano, caracterizado siempre con una escoba en la mano,símbolo de la humildad. Fue beatificado por Gregorio XVI en 1837 y canonizado por Juan XXIII, el 6 de mayo de 1962.
El santo nació en Lima el 9 de diciembre de 1579 y falleció el 3 de noviembre de 1639.
Toda la comunidad limeña participó de sus funerales y a partir de allí se multiplicaron los milagros por su intersección. Hijo de un noble español y una india panameña, desde temprano manifestó su devoción eclesiástica, haciendo gala de elevadas virtudes como la humildad y la generosidad, dedicándose a los enfermos y los pobres. Se instruyó como barbero y conoció tempranamente el empleo de las hierbas medicinales, con las que curaba a los enfermos. 


“San Martín de Porres  llamado también “El santo de la escoba" fue el primer santo de piel morena de América  y  patrono protector de los porteros.


Unas palabras para ellos

 "Yo, en realidad, no sé, si es por ley o resolución que alguien decretó el  día del portero de escuela.

Nunca nada fue más justo que este acto de reconocimiento, hacia aquel ser que desempeñó o desempeña actualmente, esta noble tarea. Porque el portero, es esa figura silenciosa que aparece en nuestra niñez, cuando comenzamos la escuela, y se distingue de todos, solamente por el hecho, que su guardapolvo no es blanco como el de los maestros.

El portero, es el primer testigo de las lágrimas y del beso de despedida, que las mamás dan a sus hijos el primer día de clase. También es el último confidente, del llanto de los padres cuando sus hijos se reciben y van en busca de la Universidad o del trabajo.

Cada obrero, cada profesional o cada ciudadano, cualquiera sea su condición social, cuando revise sus memorias, seguramente encontrará siempre a esa persona casi anónima, de guardapolvo gris, manchado con tiza, que fue testigo de distintas emociones vividas por ellos y sus padres, ya sea en el primer día de clase o en la fiesta de despedida de cada año.

Recordar a un portero, es sentir su rezongo, mientras levanta un papel en un patio recién barrido, o escucharlo quejarse por encontrar las paredes escrita con lápices de colores, o verlo esperar parado bajo la campana, a que se cumplan los minutos, que anuncian el final de un recreo.

Recordar a un portero, es volverlo a ver corriendo con los mapas que solicitaron las maestras; buscando tizas en la dirección, para adornar los pizarrones; defendiéndonos de la Directora por alguna travesura, o dándole una patada a la pelota, escapada del picado que jugábamos en el patio.

Recordar a un portero, es guardarlo para siempre en el corazón de niño que siempre, siempre, llevamos adentro".

Rubén Loetti

 Poesías

Día del portero
No es más limpio, el que más limpia
sino el que evita ensuciar.
Preguntemos a los porteros
si es o no, una gran verdad.

Ellos, con sus escobillones,
van, dispuestos, a retirar
papeles, de los rincones,
que no debimos tirar.

¿Que faltan cestos? No dudo,
pero podemos aprovechar
a los pocos que tenemos
y así la higiene cuidar.

En los baños, rapidito,
a no mojarnos, ni a mojar,
así les ahorramos trabajo
y ¡agua!, ¡fundamental!

Tener la merienda a horario
y limpia toda la escuela,
algún que otro mandado;
es lo que hacen nuestras porteras.

Es su trabajo, vital;
nadie lo puede negar.
Sin sus valiosos servicios
no podríamos estudiar.

Ellas cumplen con lo suyo;
nosotros vamos a ayudar,
porque a la escuela,entre todos,
las tenemos que cuidar.

Con estos sencillos versos
he querido homenajear
a nuestros compañeros porteros
en su día. Nada más.

Celia Romero

El celador

De temprano llegaste,
con tu sonrisa y ternura nos recibiste.
Una palabra….. un gesto…… de aliento nos diste.

Todos los días estas,
recorriendo la escuela sin parar.
¡Suena el timbre, viene la merienda, hay que limpiar!

¡Cuánto trabajo te damos sin mirar!
Pero hoy es un día muy especial
y te decimos ¡muchas gracias por estar!



16 comentarios :

  1. Pues mira, aquí no tenemos un día especial para ellos, pero desde luego que se lo merecen. Un besazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Hola Sandra trataba de entender a qu te referias al decir celador, porke en mi pais son los k cuidan en las carceles, y tu lo mencionabas como trabajador de una escuela pero al leer la poesia entendi muy bien a k te referias aca en mexico les llaman conserjes, o intendentes amiga, y desafortunadamente aca no se k se les celebre, pero bueno, que bien que en Argentina si se les reconoce su labor, sabes amiga cada que pasopor tu casita me siento un ratito en tu sala a escuchar esa linda musica, me embeleso, quiza no te des cuenta porke vuelvo a acomodar muy bien para que quede ordenaditos tus cojines, ah porke tengo esa mala costumbre d etomarlos y abrazrlos contra mi cuerpo, jejejej, bueno amiga te dejo un abrazo con cariño y muchas bendiciones cona maor...Luz Estrella

    ResponderEliminar
  3. Me parece genial que tengan su propia celebración. La verdad es que nos quitan mucha tarea de encima y están siempre pendiente de lo que necesitamos. Soy una maestra de España y no se sí aquí se celebra, ho he oído nunca nada. Supongo que lo celebrarán el día del trabajador, 1 de mayo, como todos los demás. Me parece que y Inés un blog genial. No te canses. Si te apetece visita el mío. http://eljardindemisflores.blogspot.com. Besitos

    ResponderEliminar
  4. Que yo sepa aquí no tenemos ningún día en el que se les haga un homenaje a los conserjes, como los llamamos aquí, pero sin duda se lo merecerían por lo mucho que nos ayudan. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Excelente homenaje Sandri! Ellos se lo merecen, por dejarnos tan hermoso recuerdo durante nuestra infancia y adolescencia. Yo me acuerdo de los porteros, de las auxiliares y preceptores. Todos con las características que mencionaste.
    Un abrazo enorme. Feliz Jueves Sandra! ♥

    ResponderEliminar
  6. Qué bien que se le celebre su día, eso dice mucho del don de gente del pueblo argentino. Ya que aquí en Perú por ejemplo, ni siquiera son bien PAGADOS. Me encantó la reseña de san MartÍn

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Queridísama Sandra como siento no tener tanto tiempo como antes para disfrutar despacio de cada entrada. He tenido tantos cambios que ando sin tiempo: adaptándome.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Blanca,coincido en que se merecen este homenaje.Besitos!

    ResponderEliminar
  9. Hola Estrella, qué susto te habrás dado, jaja,lo bueno es que yo también he aprendido como lo llaman en tu país.
    Me encanta que disfrutes tanto en mi salita!!

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por tu comentario y visita Luisa.Bienvenida a mi salita!!
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  11. Gracias bere y dsiculpame por la tardanza en contestar...¿qué pasa últimamente con el tiempo que corre tan ligero? jjaja
    Disfrutá lo que queda del domingo!!

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Drac!! Por aquí tampocoson bien pagados =(
    Besitos!

    ResponderEliminar
  13. Querida Trinidad, no te preocupes.Notarás que a mí me sucede lo mismo.Valoro mucho tu visita , intentaré pasar a visitarte pronto.

    ResponderEliminar
  14. Hola Ana! Nosotros aquí llamamos conserjes a los encargados de la recepción en los hoteles.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  15. Hola soy Marilyn de Ushuaia quería comentarte que San Martín de Porres murió un 3 de noviembre de 1639.Me encantó la poesía gracias por el material publicado.Me gusta mucho

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias por tu aclaración Marilyn, ya hice la corrección.Saludos.

    ResponderEliminar