16 may. 2019

¿Cómo eran los viajes en la época colonial? Propuestas para el aula.

Ver imagen ampliada en : http://www.histarmar.com.ar/

 No es fácil saber lo que pasaba hace tanto, tanto tiempo. Para conocer cómo era la vida en aquel entonces, los historiadores usaron diferentes escritos que permanecieron en el tiempo: por ejemplo cartas, diarios, libros, que se encuentran resguardados en los archivos históricos.

También es posible entender cómo era la vida en otra época, observando con atención objetos que sobrevivieron al paso del tiempo: por ejemplo monumentos, casas, abanicos, utensilios de cocina y de cuidado personal, herramientas, grabados y litografías…Gracias a ello podemos saber, por ejemplo, cómo se viajaba en la época colonial.

De viaje

Una forma de viajar era utilizando carretas. Las carretas eran tiradas por varios pares de bueyes. Los bueyes son animales más fuertes y con más resistencia que los caballos, pero caminan más lento.
Las carretas servían para el transporte de cargas y de personas.


Los viajes podían durar semanas o meses. En la caja iban ubicados los asientos para los pasajeros y también el equipaje.

El carretero era el encargado de dirigir a los bueyes. Los carreteros nunca engrasaban el eje de su carreta. Por eso las carretas hacían mucho ruido al andar y se las podía oír desde lejos.
A veces los carreteros entraban con los bueyes al río y se detenían cuando el agua llegaba al pecho de los animales. Se quedaban allí pescando.

Pescadores en la orilla. Emeric Essex Vidal

Para los viajes largos se armaba una caravana de muchas carretas. Un jinete a caballo marchaba adelante para indicar el camino.Atravesar la pampa era peligroso. ¿Por qué? Porque en muchos lugares, bajo la tierra,había túneles construidos por las vizcachas. Al pisar allí las patas de los bueyes se hundían y podían quebrarse.

Pallière León (1858) Tropa de Carretas. Acuarela
Caballos 

En los tiempos de la Colonia el caballo era el medio de transporte más rápido. Por eso los utilizaban para transmitir noticias urgentes.
Caballos. Emeric Essex Vidal
En los viajes largos se llevaban dos caballos por cada jinete. Algunos caballos iban montados y otros libres, en arreo. Después de muchas horas de cabalgar los caballos estaban sudados, cansados, sin fuerzas para seguir.

Essex Vidal Emeric: una tropilla en Mendoza

Los jinetes no tenían tiempo para esperar que los caballos se recuperaran. Entonces montaban los caballos libres y seguían adelante. Recién a la noche jinetes y caballos paraban a descansar.
Los jinetes usaban las monturas como camas y sus ponchos como frazadas.

Mulas 

 En los caminos de montaña se usaban mulas en lugar de caballos. Las mulas caminan con mayor seguridad por terrenos irregulares. Viajar a lomo de mula era muy agotador porque avanzaban muy despacio y con paso desparejo.
Mulas cargueras. Emeric Essex Vidal

En la montaña las mulas solían andar al borde del precipicio. Aunque los jinetes se asustaban, las mulas se movían seguras.

Coches 

Se llamaban coches a los carros y carruajes que andaban por la ciudad. Eran tirados por varios caballos que manejaba un cochero. Llevaban entre seis y ocho pasajeros con sus equipajes.

Coche de sopandas . Foto Museo de transportes. Luján
 Vehículo es de caja pequeña y alta. La misma está suspendida por sopandas de cuero crudo. Su interior es de dos asientos, forrados en tafilete.No posee pescante. Capacidad: 4 personas adentro.  
  Según tradición oral, este coche fue utilizado por el Gral. Manuel Belgrano, el 20 de lebrero de 1813, día de la batalla de Salta, ya que debido a su mal estado de salud se vio obligado a dirigir los preliminares de la acción desde el carruaje. Posteriormente, este coche fue utilizado en un servició de mensajerías entre las provincias de Salta y Tucumán, hasta que a mediados del siglo XIX la familia salteña Quirós, la utilizó para hacer viajes entre la finca de La Lagunilla y la ciudad de Salta.
 Las calles de las ciudades eran de tierra. Cuando llovía mucho las carretas provocaban enormes pozos. Los coches tenían grandes dificultades para avanzar y muchas veces se atascaban en los pozos.
nes.
El interior de los coches era acolchado y lleno de bolsillos de todos los tamaños y formas. Los viajeros colocaban allí sus pertenencias: escopetas, pistolas, espadas, libros. Otra parte del equipaje colgaba fuera del carruaje.

Algunas familias ricas usaban los coches para viajes más largos, por ejemplo para ir dela ciudad a la casa de descanso en el campo. Cuando el viaje era muy largo se paraba a descansar en las postas.
Sopanda de Castaño. Foto Museo de transportes. Luján
Nombre: Coche de sopandas / Galera/ FurgónMateriales: Madera de acacia, fresno, lapacho y cedro, hierro, vidrio, cuero.Medidas: largo 4,10 m ancho 2,15 alto 2,80 m Capacidad: 4 personas adentroProcedencia: Buenos AiresÉpoca: Finales del siglo XVIII o principios del siglo XIX Antecedentes: Este coche fue utilizado por los antepasados de Anastasia Ramos de Castaño, por el año 1810, para hacer viajes entre sus estancias y la ciudad de Buenos Aires. Se trata de un vehículo de caja pequeña y alta, que está suspendida por sopandas de cuero crudo.Su interior es de dos asientos, forrados en tafilete. Las ruedas de gran diámetro están retobadas en cuero.Como no posee pescante, sus conductores iban a caballo a manera de postillones. Las postas eran ranchos en donde los viajeros conseguían comida, bebida y caballos descansados. Alrededor de las postas se fueron formando pequeñas aldeas.

Goletas

Los viajes por ríos y mares se hacían en barcos a vela. La goleta era el barco que se usaba en  distancias no muy grandes. Tenían dos o tres palos y una vela amarrada a cada uno.

Litografía coloreada de 1860, posiblemente de Luis Lebreton. "Buenos Ayres, pris du mole"
Ver imagen ampliada en:http://www.histarmar.com.ar/


La duración de un viaje en goleta dependía del estado del río y de la fuerza del viento.
Por ejemplo para ir de Buenos Aires a Montevideo se podía tardar medio día o varios días.

Los barcos no podían llegar a la costa de Buenos Aires porque no había suficiente agua para navegar.
Las grandes naves anclaban a 3 leguas (15 kilómetros) de la costa y con botes iban llevando a la gente y las cosas. Los botes tampoco podían llegar a la costa.
Entonces un carro tirado por bueyes los iba a buscar.
 Litografía de Juan León Palliére, circa 1860 "Desembarco con Rio Bajo"
Ver imagen ampliada en: http://www.histarmar.com.ar/

 1874. Litografía. Parcial de "Costumbres de la Ciudad de Buenos Aires", 
compuesto y dibujado en piedra por Julio Arienta
Ver imagen ampliada en http://www.histarmar.com.ar/

Los ríos Paraná y Paraguay tienen islas y bancos de arena. Navegar por ellos era muy difícil y solo podía hacerse de día. Los viajes se hacían largos y a veces se paraba en las islas para descansar.

Hoy podemos viajar con rapidez y comodidad a lugares lejanos. Sabemos ahora qué diferente era viajar en los tiempos de la colonia. Nunca se sabía cómo iba a ser el viaje ni cuánto tiempo iba a durar. Se sentía el calor, el viento en la cara, la lluvia. Pero ni las incomodidades ni los peligros impedían realizar esta actividad tan importante para las personas.

Fuente:
Un viaje por la cultura Bicentenario Aportes para la enseñanza. Nivel Inicial.Propuestas de trabajo para las salas de 4 y de 5 años.


¿Cómo abordar este  el recorte de los medios de transporte?

Beatriz Goris , nos sugiere que  al  pensar en el recorte de los medios de transporte, por ser  ser un tema tan abarcativo, es conveniente diseñar itinerarios cortos a partir de un eje, por ejemplo uno de ellos podría referirse al transporte de personas  y otro al transporte de mercaderías.
Partiendo siempre del presente, que es la realidad de los pequeños, si nos situamos en el traslado de personas , plantear situaciones respecto a cómo viajamos las personas en la actualidad,  identificar los medios que usamos y los momentos  en que nos detenemos a cargar combustible, tomar un refrigerio, descansar. Luego le comentaremos que vamos a ver como se viajaba en esa remota época.
Los invito a continuar leyendo su nota , en el siguiente enlace:   https://www.clubensayos.com/Ciencia/Nota-64-Hacia-el-Bicentenario-repensando-el-recorte/4003966.html

Algunas propuestas:

-Investigar sobre los medios de transporte de la época solicitando colaboración a las familias, biblioteca,Visitar algún museo de la zona.
-Reunir a  los alumnos en grupos y entregar una o varias imágenes para solicitar que las describan.
-Lectura por parte del maestro de la información obtenida
-Elaboración de folletos con dibujos de los niños y la información obtenida
-Realizar un juego dramático sobre un viaje en la época colonial , en donde se podrá jugar a un descanso en el camino .


Otros recortes para abordar el 25 de mayo:


12 comentarios:

  1. Una entrada muy interesante, Sandra. Gracias por compartir tanta información.
    Feliz finde.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Con esta entrada hemos aprendido muchísimo. Gracias, eres una crack. Mil besos, guapa.

    ResponderEliminar
  3. porque aun no se tiene en cuenta el nuevo diseño?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque son propuestas abiertas para adaptar al diseño de cada provincia y a la realidad de cada grupo .

      Eliminar
  4. Muy interesante y como siempre muy completo.
    Un besico

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante esta entrada. Trabajo en un archivo y algo conozco.
    Gracias Sandra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que interesante Marisa, no sabía que trabajabas en un archivo.
      Besos.

      Eliminar
  6. Está muy bonita la cabecera del blog, gracias por toda la información desconocía algunos datos, muy interesante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mirian. Me alegra que te guste la cabecera.
      Saludos.

      Eliminar