Bienvenidos al jardín.Cuento

Una mañana, bien tempranito, entre bostezos tamaño estrella el monstruo despertó.
Entusiasmado cruzó tres montañas hasta llegar a la laguna para lavar su cara. Cepilló sus dientes con un enorme pino que el mismo eligió.
Pero eso sí, ni se peinó.
Mamá monstruo emocionada preparó su mochila, carrito que más que carrito era tamaño camión. Guardó tacita, toalla y cuaderno. También un suspiro y una canción.
Un delantal medio ajustado, solito se vistió.
Sean gigantes, sean pequeños…
El jardín comienza. Es todo emoción.

Bienvenidos al jardín *

*Fernando Fariña comparte para Mi Sala Amarilla este original relato que ha creado para dar la bienvenida al Jardín, con la ilustración que acompaña la entrada.
Él se define como "un papá fanático de cuentos y poesías para los más chiquitos". Junto a un profesor de música están por editar una página para mostrar sus canciones, cuentos y poesías.

¡Gracias Fernando por compartir
 tan tierna y humorística historia!


Sugerencias:

El primer día de clases los padres suelen acompañar a sus hijos  a conocer la  salita y compartir un breve momento con ellos .
Este relato puede resultar muy útil  para ese encuentro. El maestro o la maestra lo narrará  y luego invitará a los niños a imaginar cómo es ese monstruo y a dibujarlo.
Se harán preguntas relacionadas al cuento:
  • ¿Cómo creen que se siente el monstruo el primer día de clases? 
  • ¿Que lleva en su mochila? ¿Y ustedes que  traen en su bolsita?
  • ¿Qué canción habrá guardado en su mochila ? ¿La cantamos?
  • ¿Por qué también guardó un suspiro? 
Imitarán al monstruo bostezando, lavándose los dientes, peinándose, vistiéndose, suspirando.
Podrán inventarle un nombre  y los padres lo escribirán junto al dibujo para luego presentarlo frente al grupo.
Finalmente los dibujos pueden utilizarse para armar una cartelera o panel que formará parte de la decoración de la salita .

Otra forma de presentar el cuento es a partir de un muñeco como este simpático monstruito  que nos muestra  Lupe en su blog Madre, Mujer, Maestra.
Haciendo clic en la imagen podrán ver los detalles para su confección:



Palabras alusivas y glosas para el acto de inicio del ciclo lectivo. Nivel Inicial

El día en que se inicia el ciclo lectivo es una momento muy especial que despierta ansiedades, inquietudes, miedos...
Especialmente para los niños y las familias que se integrarán por primera vez a la comunidad educativa.
Todo el personal del establecimiento educativo (directivo, docente, auxiliar) recibirá a los niños y a sus familias dándoles la bienvenida.

La realización del acto de apertura , la ambientación de las instalaciones y las posteriores actividades con los niños en ese primer día transmitirán, desde la palabra y las acciones, los propósitos que previamente hayan establecido en el Proyecto Educativo Institucional.

La directora de la institución será la responsable de brindar un mensaje significativo, a modo de acogida, a todos los miembros de la comunidad educativa.

El acto debe ser breve y ágil  para garantizar la atención y  teniendo en cuenta el nivel de ansiedad que tiene los niños y sus padres que ingresan por primera vez al jardín.

A modo de ejemplo y orientación les dejo este  posible esquema para el acto de apertura.

PRESENTACIÓN:
Buenos días a todo el personal directivo, docentes,  padres y alumnos: Nos encontramos reunidos para dar comienzo a un nuevo Ciclo Lectivo, con  gran amor a esta niñez que nos rodea hoy y que nos acompaña en este acto escolar.


ENTRADA DE LA BANDERA DE CEREMONIAS:  
Hace más de 200 AÑOS el general Manuel Belgrano la enarboló a orillas del río Paraná, llega para presidir este acto, la bandera de ceremonia portada por:……………………………………………………
Y escoltada por los alumnos: …………………………………………………………………………………

Le brindamos un fuerte aplauso.

ENTONACIÓN DEL HIMNO NACIONAL
Nos ponemos de pie para entonar las estrofas de nuestra canción patria

RETIRO DE LA BANDERA DE CEREMONIAS
Despidamos con respeto a nuestra Bandera de Ceremonias.

 PALABRAS ALUSIVAS

A continuación la sra/srta.... dirigirá a ustedes unas palabras de bienvenida.

Hoy abrimos las puertas del Jardín y de nuestros corazones para recibir con mucho cariño a los niños y a las familias de siempre, y para darles la mejor de las bienvenidas a los niños que ingresan por primera vez a nuestro Jardín y a sus acompañantes.

Los invitamos a recorrer juntos esta maravillosa etapa que, a veces, se inicia con lágrimas, con angustia o con pesar, pero que sin lugar a dudas se cerrará con sonrisas, canciones, abrazos y nuevos afectos.

La paciencia,  los nuevos amigos, la música, el juego, los nuevos logros, los límites, las sorpresas, la convicción de papá y mamá, la mano de la señorita, el vínculo fuerte de amor , todo ello dará como resultado una buena adaptación al jardín y un año exitoso.

Es nuestro propósito ofrecerles un espacio para descubrir, para aprender, para escuchar y ser escuchado, para respetarse, para divertirse, para hacer amigos, para crecer , para progresar y para formarse como auténticas personas de bien.

Este es el compromiso de todo nuestro equipo.

(Puede presentarse a continuación el personal)

Finalmente invitamos a los niños  y sus familias a conocer las salitas y compartir un momento junto a su señoritas.


Carteleras y mensajes de bienvenida

Ideas para ambientar las salas

¿Qué son las secuencias didácticas?


Al comienzo de un nuevo año escolar las maestras se dedican, entre otras tareas, a pensar en que forma van a organizar la enseñanza que volcarán en sus programaciones. En algunas oportunidades surgen dudas acerca de las diferencias y características de las distintas estructuras didácticas que pueden elegirse para planificar, entre las que podemos mencionar:

  •  Unidades Didácticas
  •  Proyectos
  •  Secuencias didácticas 
Dedicaré esta entrada a esclarecer algunos aspectos relacionados con las secuencias didácticas, debido a que son muchas las colegas que me  piden asesoramiento y ejemplos sobre este tema.


Las secuencias didácticas son un conjunto de actividades organizadas, sistematizadas y jerarquizadas , que posibilitan el desarrollo de conceptos, habilidades y actitudes. Se integran por una serie de actividades de complejidad progresiva, las cuales se presentan de manera ordenada, estructurada y articulada.

Permiten organizar: objetivos, contenidos, actividades, tiempos, recursos, organizaciones grupales.

Se elaboran a partir de un “eje” -que puede ser temático- abordado en forma continua y compleja. Puede coexistir, dar origen, desprenderse o integrar Unidades Didácticas y Proyectos.

Laura Pitluk  propone planificar secuencias didácticas en forma paralela a la Unidad Didáctica y/o Proyecto, para evitar integraciones forzadas cuando propósitos y contenidos no se vinculen con el recorte que se está abordando. Esto implica formular propósitos, seleccionar contenidos y organizar una secuencia de actividades vinculadas entre sí, oponiéndose al planteo de actividades desarticuladas, sin continuidad en función de aquello que se quiere enseñar y centradas en acciones aisladas más que en el acercamiento paulatino a los saberes a ser abordados.

Juegos matemáticos, experiencias científicas, narraciones, poesías, se constituyen en una serie articulada de actividades estructuradas y vinculadas entre sí, que se planifican siguiendo un orden temporal a fin de que cada una de ellas permita que los pequeños complejicen, profundicen y enriquezcan sus conocimientos.

Las secuencias didácticas pueden denominarse de diferente manera:

  • Los mini proyectos: terminología específica para el Jardín Maternal. Son propuestas secuenciadas similares a los proyectos o unidades didácticas pero acotadas en cuanto a duración y  grado de complejidad. Plantean entre cuatro a siete actividades secuenciadas en función de dos o tres contenidos y materiales.
  • Los itinerarios didácticos:  estas propuestas didácticas articuladas implican un alejamiento de lo estrictamente disciplinar  y reconocen, más claramente,  la posibilidad de repetir actividades como parte de los  aprendizajes a promover, sin necesidad de complejizar.
  • Los trayectos: secuencias a más largo plazo.Por ejemplo un trayecto que integra una unidad o recorrido didáctico puede ser continuado en la siguiente planificación periódica.


Lo importante a destacar es que todas ellas son propuestas secuenciadas que implican tanto la posibilidad de complejizar como de reiterar o establecer una variante, y articulan el trabajo de las diferentes áreas en propuestas integradoras y significativas.


Aspectos importantes a considerar:

1- Si bien podemos “entrar a la planificación” por cualquiera de los componentes didácticos (propósitos, contenidos, estrategias, actividades, materiales, espacios…) partir de la selección de los propósitos y los contenidos (saberes a ser enseñados) posibilita la elección de propuestas significativas y articuladas en función de los mismos.

2- La secuencia debe plantearse sobre la base de los contenidos y no de los materiales, para que tenga unidad de sentido y continuidad. Pensarla desde los materiales puede llevarnos a diseñar una secuencia que no tenga significado como tal, en las que se trabajen contenidos sin coherencia entre sí, porque se sustenta en sostener el mismo material.

3- Existen actualmente diferentes términos para denominar las secuencias didácticas: los itinerarios didácticos, que se diferencia de las secuencias didácticas por referirse a lo disciplinar e implicar necesariamente la necesidad de complejizar; los trayectos, secuencias a más largo plazo. Lo importante es comprender y poner en marcha esta necesidad de realizar propuestas secuenciadas que impliquen tanto la posibilidad de complejizar como de reiterar o establecer una variante, y articulen el trabajo de los diferentes núcleos de aprendizajes en propuestas integradoras y significativas.

4- Para que se cumpla con los propósitos del trabajo con propuestas secuenciadas es fundamental plasmar esta relación en cada una de las actividades, cerrándolas con los aspectos que se abordarán en la siguiente, y retomando al iniciar cada propuesta lo trabajado en las actividades previas de la secuencia.

5- ¿Cómo se complejizan los itinerarios de las actividades?
- Variando la consigna de trabajo
- Incluyendo materiales que complejizan
- Proponiendo el uso de otras herramientas
- Planteando una nueva acción/actividad
- Dando oportunidad para la repetición de la actividad
- Cambiando los espacios y escenarios
- Con la intervención del/la docente a través de estrategias oportunas, variadas y pertinentes a la situación
- Planteando nuevos obstáculos cada vez
- “Tomando” lo que producen los chicos para que lo incluyan los demás
- Planteando “actividades problema” a grupos trabajando en paralelo que permiten resoluciones posibles para todos los chicos involucrados


Para seguir leyendo:

http://www.laurapitluk.com.ar/Articulos/LauraPitluk_reflexionando.pdf

http://www.educaciontdf.gov.ar/docentes/gestion_curricular/inicial/planificacionNivelInicial.pdf

Laura Pitluk .Educar en el jardín maternal.Novedades Educativas

Más ejemplos de secuencias





Normas de convivencia en el Jardín

Tradicionalmente, durante el periodo inicial o de adaptación es en donde se planifican actividades y juegos específicos para que progresivamente los niños comiencen a incorporar  nuevas pautas de trabajo y convivencia que lo lleven a establecer  mejores  vínculos con sus compañeros y docentes...

¿Hasta dónde es efectivo trabajar las normas como un contenido  previo al proyecto educativo y didáctico del año?

¿Alcanza el aprendizaje de las normas por mera enunciación y conversación sobre ellas?

Un interesante artículo que encontré en el documento Orientaciones Didácticas para el Nivel Inicial  nos invita a reflexionar sobre esta práctica docente habitual.

A continuación cito algunos pasajes pero les recomiendo toda su lectura.

No se puede pensar en aprender primero las normas para recién, después, comenzar con las unidades didácticas y proyectos de la sala, como si fueran cuestiones disociadas o secuenciadas. La construcción de normas y la formación de grupos excede largamente el período de inicio, en tanto son aspectos que cruzan la tarea de cada día, en el transcurso del año.

Deben ofrecerse a los alumnos posibilidades de analizar y reflexionar sobre situaciones de trabajo cotidianas en la sala y en el jardín. En algunas ocasiones será suficiente con aportar a la ronda de intercambio algún suceso de la vida diaria,creando un espacio apropiado para ello. En otras, deberán armarse propuestas didácticas que tomen como objeto de conocimiento las norma.

En relación con esto, resulta cuestionable la elaboración de códigos de convivencia que generalmente se confeccionan durante esta etapa, y cuyos resultados quedan colgados en las paredes de la sala durante todo el año, como un listado de todo aquello que se puede o no hacer en la sala.

Todo código de convivencia es una construcción, en cuyo proceso de definición los chicos participan activamente, haciendo sugerencias, tomando decisiones, discutiendo, logrando acuerdos y consensos que se reajustan a lo largo del año y que hacen a la vida de la sala. Esa partir de la convivencia cotidiana, y de los problemas que ésta suscita, que el código cobra sentido y se hace necesario. La escritura de las normas acordadas grupalmente funciona como una ayuda memoria, a la que se puede recurrir cuando la situación así lo requiere.

Por otra parte, el aprendizaje de las pautas no se sustenta tanto en el discurso como en la acciones, y en la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace. En líneas generales, no importa tanto lo que el maestro “declara” y enuncia, sino cómo actúa, cómo se relaciona con los otros.

 ¿Cómo enseñar normas a niños pequeños? Si nos interesa que se aproximen gradualmente a sus fundamentos y que puedan usarlas, apropiarse de ellas, debemos “dar razones”, trabajar sobre sus funciones y fundamentos. Esto se aprende si se ofrecen oportunidades para la construcción conjunta de pautas que afecten a la vida cotidiana en la sala.

Cuando no se trabaja el sentido que una norma tiene, se estimula a los chicos a pensaren términos de pérdidas y ganancias. La norma pierde su fundamento, y se la obedece en función del castigo que espera y que se quiere evitar.

Debemos hacer una salvedad en relación con las pautas, dado que no son todas del mismo carácter, sino que existen dos tipos distintos. Mientras que unas tienen carácter necesario y deben imponerse por motivos de seguridad (por ejemplo, para la prevención de accidentes, para el cuidado del propio cuerpo, y de los otros), otras deben construirse con el grupo para la convivencia cotidiana (por ejemplo, guardar los elementos que se utilizan, respetar las producciones de todos.

Así, si bien ambos tipos deben ser comprendidas por su funcionalidad, las primeras deben ser aceptadas tal como se plantean, mientras que las segundas se elaboran a partir del consenso grupal.


Quizás te interese leer:



Proyecto "La Bufanda Humanitaria"

Es muy probable que a muchos lectores  que estén transitando un cálido verano el título de esta entrada les resulte extraño, pero ocurre que este proyecto comenzó a "tejerse" en el invierno argentino del 2013, de la mano de Ana Gracia, a partir de sus cuento La bufanda humanitaria" que publica en su blog Cuentos de Tihada.

Allí cuenta que "este relato nació hace mucho... cuando conoció a las tejedoras y ellas se lo enviaron desde alguna estrella  una noche de desamparados de patitas con medias agujereadas".
Con el cuento venía un mensaje: "busco manos solidarias que al leerme, en cualquier lugar y situación, tejan bufandas, sacos, mantas... ¡lo que sea!, para que el mundo esté más abrigadito"

A principios de enero del 2014, pleno invierno español,  Pilar  retoma la idea y teje un proyecto educativo con muchas actividades para ser utilizado en los diferentes niveles de enseñanza, en donde me invita a participar.

El mismo tiene como fin principal el de fomentar en los niños el valor de la solidaridad, a la vez que les enseña a expresarse en diferentes lenguajes comunicativos ( palabras, gestos, sonidos....).

El lanzamiento se realiza en su blog Cuaderno de colores con una invitación para todos los maestros, ilustradores, cuentistas que quieran  sumarse a este proyecto para que de la vuelta al mundo:

"Tejamos juntos una larguísima bufanda llena de experiencias y bellas ideas para hacer con nuestros niños. Una bufanda que de la vuelta al mundo y nos abrace".

Aquí podrán ver la Introducción y Cuento

El trabajo está dividido en ovillos de colores que representan los distintos lenguajes comunicativos.
(Haciendo clic en cada ovillo podrán acceder a su contenido con las distintas propuestas para los más peques y los menos peques)


LENGUAJE LITERARIO :
 “JUEGO CON LAS PALABRAS”



LENGUAJE DE LA NATURALEZA :
 “ME FUNDO CON LA NATURALEZA”



LENGUAJE CORPORAL :
 “MI CUERPO HABLA”


 LENGUAJE PLÁSTICO :
 “MIS MANOS EXPRESAN”



LENGUAJE MUSICAL :
 “LA MÚSICA ME ABRAZA”


LENGUAJE DE LAS EMOCIONES :
“MI CORAZÓN SIENTE”:





Este proyecto piensa seguir creciendo de la mano de todos los que se sumen a compartir sus experiencias, ya sea poniendo en práctica las propuestas de cada ovillo o aportando nuevos recursos.

¿Te gustó la idea? Si te sumás, será un placer saber lo que hiciste y compartirlo.
Y recordá que:

"No hace falta que hagas un gran acto para ser solidario, 
vos podés ayudar desde tu pequeño lugar en el mundo."

Madre Teresa de Calcuta.
Ilustración Janet Broxon


Adaptación: La metáfora de la bicicleta y las rueditas.

Un texto interesante para reflexionar con los padres en el Jardín durante el período de adaptación ...

"Enseñarle a un chico a andar en bicicleta suele ser un momento muy interesante y permite una reflexión más amplia.

El problema reside en el momento justo de sacarle las rueditas de la bicicleta ¿Cuándo puede valerse por sí mismo y no necesita de ese sostén, incluso, de nosotros caminando a su lado? ¿Y si se cae o golpea? ¿Está en condiciones de andar solo? ¿Y si siente que lo estamos abandonando? Éstas suelen ser las dudas de los adultos.

La metáfora de la bicicleta y las rueditas viene a la mente cada vez que se llega al Jardín en tiempos de adaptación. En muchos casos se observa que la situación de “despegue” parece eterna; mamás y papás que no logran tomar la decisión de “sacarle las rueditas”…

Es muy difícil administrar la gradualidad del despegue, tener la madurez y seguridad de tomar distancia para dejarlos crecer, cuando lo único que queremos en la vida “es tenerlo a nuestro lado”.

Crecer, aprender, madurar, es asumir el desafío de “saltar a lo desconocido”, “despegarnos de lo conocido” perdiendo la calidez y seguridad de lo familiar.

Aprendemos porque arriesgamos, porque asumimos los costos de lo nuevo y porque existen unos adultos que nos dan la garantía de que nos ayudarán si hay dificultades.

Es la gran paradoja… porque los amamos queremos que estén toda la vida con nosotros, pero también porque los amamos queremos que crezcan. La madurez es entender que crecer es lo mejor para ellos… más allá de nosotros".

______________________________________________________

Artículo del Lic. Gustavo Iaies
Visto en : http://felicitaperezbeltran.blogspot.com.ar